Publicidad

Provinciales > Historia

Andrea y María Emilia: "Queremos ser felices con quien amamos y vivir en paz"

Andrea y María Emilia celebraron esta fecha especial y reflexionaron: "Es muy lindo poder salir del closet y empezar a vivir".

15 de julio de 2022

Este 15 de julio se cumplen 12 años de la legalización del matrimonio igualitario que en el 2010 convocó como nunca antes a la población LGBT por la lucha de sus derechos. Fue sin dudas una de las leyes más debatidas en el país y que generó fuertes posiciones a favor y en contra.

Mucha agua pasó debajo del puente desde ese entonces y San Juan tuvo en el último año y medio 32 bodas entre personas del mismo sexo. En esta fecha especial, Andrea y María Emilia se animaron a contar su historia a DIARIO HUARPE.

Publicidad

Andrea Aldana Velázquez tiene 28 años y en enero de este año se casó con María Emilia Díaz, de 32. Andrea es ama de casa y Emilia empleada municipal. Ambas viven en el departamento 9 de Julio y su historia de amor comenzó en el 2018 en un reconocido boliche de aquel departamento. “Desde ese entonces empezamos a salir y entre idas y vueltas decidimos irnos a vivir juntas”, recordaron.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Si bien, en la actualidad, es cada vez menor el perjuicio hacia las personas por su orientación sexual, ambas reconocieron que recibieron duras críticas al formar su pareja. Pero no le dieron importancia y siguieron adelante.

La idea de casarse siempre estuvo rondando en la relación de Andrea y Emilia. “Al principio de nuestra convivencia todos nos preguntaban cuándo nos íbamos a casar o por el compromiso. Y en el 2020 quisimos casarnos, pero teníamos otras prioridades para poder dar el gran paso”, comentaron.  

Pero no pasó demasiado tiempo para que el sueño de ambas se hiciera realidad. Sin embargo, antes le dieron la gran noticia a su familia. “Y no nos costó porque queríamos hacerlo, pero no sabíamos cuándo y dónde. Hasta que una noche de verano estábamos en casa tomando un refresco y les dimos la noticia a nuestras familias. Al principio no nos creían porque siempre hacíamos el mismo chiste y nunca pasaba nada”, recordaron.

Publicidad

Finalmente, la pareja puso fecha y celebró su matrimonio el pasado 14 de enero de este año en su 9 de Julio natal. Las chicas dijeron que en sólo dos meses y medio organizaron todo y celebraron su boda. Y no se olvidaron de agradecer a sus padres Mario Díaz, Alcira Díaz y Norma Tapia, como así también a los testigos de su boda Fernanda Díaz, Francisco Lucero y a los padrinos Agustín Guzmán y Lourdes Tobares por el apoyo que les brindaron en todo momento. 

Sin embargo, en medio de toda esa alegría, reconocieron que sintieron un poco de miedo del “qué dirán” y la exposición. Pero nada detuvo su gran historia de amor y pudieron celebrar su boda como siempre soñaron, con fiesta y todo.

Pese a sus temores, aseguraron que en el departamento recibieron saludos y bendiciones de todos sus vecinos. “Gracias a Dios conocemos mucha gente buena y dónde íbamos nos saludaban y nos decían cosas lindas”, expresaron.

El siguiente paso para la pareja es agrandar la familia, pero sin apuro. “Quizás sea dentro de dos o tres años más. Ahora queremos disfrutar de salir y compartir. Y lo más importante, tener un hogar propio para poder darle la comodidad y el espacio a nuestro hijo. Pero sí, tenemos muchas ganas de traer un bebé”, confesaron. 

Por otro lado, la pareja dejó un consejo a todas aquellas personas que todavía no se animan a dar el gran paso hacia el matrimonio. “Primero que nada decirle a todos, todas y todes que es muy lindo poder salir del closet y empezar a vivir. Que los comentarios van y vienen y que lo único que importa es la felicidad de uno mismo. Creo que el miedo no te lleva a ningún lado, si no la fuerza y el amor propio nos hace amar y ser felices con quién realmente queremos”, expresaron.

Finalmente, la pareja reflexionó acerca de la apertura sociocultural que generó la legalización del matrimonio igualitario. “Actualmente, vemos que la sociedad ha empezado a aceptar tal cual es a cada uno y está bueno. Somos personas normales y lo único que queremos es ser felices y vivir en paz. Pero todavía falta que muchas personas acepten, aunque poco a poco se va logrando”, concluyeron.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad