Publicidad

Judiciales > Primera audiencia

Hombre que intentó asesinar a su familia amagó con declarar y lloró tras ser imputado

"Son cosas inventadas, voy a empezar por el principio", alcanzó a decir José Luis Miranda Huerta, pero luego se arrepintió. En la audiencia de formalización el hombre que intentó asesinar a su familia amagó con declarar. Lloró tras ser imputado y enviado al penal de Chimbas. 

29 de noviembre de 2023
El acusado lloró tras ser imputado. (Foto Sergio Leiva / DIARIO HUARPE).

La imagen del tirador de Rawson sentado frente a un juez no se dio en la mañana del miércoles 29 de noviembre. Pero sí ocurrieron otras cosas en marco de la primera audiencia en la Justicia del caso que conmociona a San Juan, pues un hombre intentó asesinar a toda su familia y luego quiso quitarse la vida. José Luis Miranda Huerta, que vivió el proceso vía Zoom, pues seguía internado en el Hospital Doctor Guillermo Rawson, amagó con declarar y hasta se largó llorar cuando se enteró de que seguirá detenido e irá con prisión preventiva al Servicio Penitenciario Provincial.

El hombre, de profesión preventista y oriundo del barrio Ceramista, quiso declarar en el momento que la jueza de Garantías Celia Maldonado le dio la oportunidad de hacerlo. "Son cosas inventadas. Por eso necesitan un año para investigar", dijo Miranda. E inmediatamente fue interrumpido por el defensor oficial que fue asignado para su caso, el doctor César Oro.

Publicidad

"Son cosas inventadas. Por eso necesitan un año para investigar", dijo José Luis Miranda ante la jueza.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El abogado, que ejerce un cargo público, le recomendó no declarar ahora. Miranda solo alcanzó a decir: "Voy a empezar por el principio".

Antes de que suceda esto, el fiscal Eduardo Martínez, de Cavig, relató los hechos que ocurrieron la madrugada del jueves 23 de noviembre. En la presentación del caso, estuvo acompañado por el fiscal coordinador dela UFI Roberto Ginsberg

"Te voy a matar a vos y a los niños. Vamos a salir todos muertos de acá", parafraseando a Miranda, el fiscal contó los detalles de la casi triple tragedia de una casa ubicada en el barrio Hugo Montaño, Villa Don Pablo.

Eduardo Martínez, fiscal del caso.

Miranda discutió con su expareja esa madrugada y la obligó a escribir una nota afirmando "no voy a meter nadie en mi casa". Luego sacó el arma y disparó: una vez contra su hijo de nueve y otra contra el de cuatro años. Y luego apuntó contra la mujer y gatilló dos veces.

Publicidad

Fiscales de Cavig.

Todos sobrevivieron hasta el momento del ataque. El que obtuvo mayor daño fue el chico de nueve años que perdió masa encefálica debido a que la bala se le alojó en la cabeza y fue intervenido varias veces.

La mujer, tras recuperarse, contó a los fiscales que estaba separada de Miranda desde agosto y que había pedido una perimetral en octubre. También dijo que fue abusada sexualmente, pero no amplió. De igual modo será materia de investigación para la fiscalía.

Cesar Oro, defensor oficial.

Cerrado los pormenores del caso y habiendo nombrado la cantidad de pruebas recolectadas por la fiscalía, entre ellos, testimonios de vecinos, el registro de un llamado al 911, secuestro del arma y siete gramos de cocaína en poder de Miranda, el fiscal pidió la imputación por intento de homicidio agravado por el vínculo y violencia de género e intento de homicidio agravado por el vínculo y uso de arma de fuego contra los hijos. La suma de los delitos podría dejar a Miranda en la cárcel por 50 años en caso de ser encontrado culpable.

Martínez solicitó también un año de prisión preventiva y un año para investigar. En cambio, Oro pidió domiciliaria y seis meses para la investigación penal preparatoria.

Miranda vivió la audiencia por Zoom debido a que todavía aguardaba por una tomografía en el hospital. En el vídeo se lo vio todo vendado en la cabeza, pues tras disparar contra su familia se quiso quitar la vida con un tiro en la sien que falló.

Según el fiscal Martínez, después de la audiencia Miranda recibiría el alta y sería llevado al penal. Es que la decisión de la jueza fue dejarlo con prisión preventiva a cumplir por seis meses en el Servicio Penitenciario Provincial y que la investigación dure un año. Tras escuchar esto, el acusado se largó a llorar.

Dato

50 años de cárcel, es el monto de pena que podría recibir Miranda en caso de ser condenado por todos los cargos que le atribuyen.

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad