¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

11 C°

Jueves

11 C° / 27 C°

Viernes

12 C° / 28 C°

Departamentales > Emprendedurismo

18 mujeres sanjuaninas levantaron un salón para seguir potenciando la cultura de Iglesia

Se trata de un grupo de artesanas de Bella Vista.

Parte del grupo de Artesanas Bella Vista. Foto gentileza Silvia Díaz.

POR Emilia Junco
31 de agosto de 2021

31 de agosto de 2021

Con el objetivo de contribuir a la economía de las familias, 18 mujeres iglesianas comenzaron a reunirse en la capilla Nuestra Señora de la Paz, en Bella Vista, hace dos años para realizar productos artesanales y comestibles y luego comercializarlos. Pero las ganas de progresar fueron más fuertes y lograron tener su propio espacio para seguir aprendiendo y trabajando en el emprendedurismo.

“Estamos a punto de empezar la mudanza a nuestro salón. Ahora vamos a poder decir que este es nuestro espacio”, dijo a DIARIO HUARPE con emoción Silvia Díaz, una de las integrantes del grupo Artesanas Bella Vista. Es que hace unos días el flamante salón quedó habilitado para que las mujeres trasladen sus maquinarias y herramientas con las que confeccionan desde dulces de membrillo y manzana hasta almohadas y frazadas.

Sus productos son vendidos en ferias. Foto gentileza Silvia Díaz.

Pero no hasta hace mucho las chicas se congregaban en el salón de la iglesia del pueblo donde se forjó el sueño. Al respecto, recordó Díaz, “cuando empezamos era un proceso enseñanza aprendizaje entre todas, la mayoría eran amas de casas, pero querían aportar a la economía de la familia. Entonces nos reuníamos en el saloncito de la capilla. Ahí aprendimos muchas cosas que nos sirvieron para hacer ferias, bingos y ventas de comida para poder adquirir nuestras herramientas de trabajo”.

Y en este camino se encontraron con algunas empresas, como la minera Barrick, que colaboraron con las emprendedoras. “Nos ayudaron con máquinas de coser, de bordar, pailas, cocina a gas, máquina tapadora y telas”, añadió Silvia.

Sin embargo, el espacio quedó chico y las mujeres le pidieron al sacerdote Rómulo Cámpora si podían construir el saloncito en el terreno que tiene la iglesia. “Él estuvo de acuerdo, así que empezamos a hacer actividades para generar más dinero y comprar los materiales”, dijo.

Así comenzaba a levantarse el salón. Foto gentileza Silvia Díaz.

Así fue como la construcción se puso en marcha. En esa tarea trabajaron no sólo las artesanas, sino que también tuvieron ayuda de una empresa constructora Construcciones Contreras y de la comuna iglesiana que aportó la mano de obra para que en 90 días las emprendedoras tengan su lugar para seguir creciendo.

Final de obra para el salón de las mujeres iglesianas. Foto gentileza Silvia Díaz.

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión