¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

21 C°

Lunes

20 C° / 32 C°

Martes

22 C° / 34 C°

Judiciales > UFI Anivi

Aprovechaba las reuniones familiares para violar a su prima de 13 años: le dieron 11 años de prisión

El condenado llegó a un acuerdo de juicio abreviado. 

Los vejámenes se produjeron por dos años. Foto archivo DIARIO HUARPE.

POR REDACCIÓN

12 de octubre de 2021

Este martes, mediante juicio abreviado, la Justicia condenó a 11 años de prisión a un hombre que violó a su prima desde los 11 años hasta los 13. El sentenciado aprovechaba las reuniones familiares para cometer los ultrajes y cuando la nena estaba a solas con él. 

La denuncia contra G.A.V. ingresó el 11 de marzo de este año. La madre de la víctima asistió al centro Anivi para contar lo que le reveló su hija. La chica relató que hubo desde manoseos hasta acceso carnal. También que su agresor sexual aprovechaba desde una cena familiar hasta los momentos en el que ella ingresaba a una de las habitaciones de su casa. 

El fiscal que investigó el hecho fue Duilio Ejarque, de la UFI Anivi. Del relato de la víctima y de otras pruebas de convicción se pudo esclarecer que G.A.V. comenzó a abusar sexualmente de su prima desde que ella tenía 11 años de edad, primero fueron manoseos en sus partes íntimas, luego empezó a introducirle sus dedos en la vagina a la niña y finalmente la accedió carnalmente.

El relato de la niña en Cámara Gesell permitió conocer circunstancias de tiempo, modo y lugar de algunos de los abusos sufridos. El condenado, en una oportunidad, se encontraba cenando en la casa de la damnificada, cuando  le acarició las piernas y las manos por debajo de la mesa. En otra ocasión, el hombre volvía de un viaje con el padre de la víctima, fueron a almorzar a la casa y una vez allí, aprovechando que la joven lavaba los platos y estaban solos, le introdujo los dedos por su cola y por su vagina, ocasionándole un sangrado.

Otro de los abusos ocurrió en marco de una reunión familiar en el fondo de la casa de la víctima. En un momento, la joven ingresó a la vivienda, más precisamente a la habitación de sus padres para buscar su celular y su agresor la siguió, cerró la puerta, diciéndole que no haga ruido y la obligó a mantener relaciones sexuales por primera vez.

El 21 de noviembre de 2020, en horario de madrugada, en circunstancias en que se habían reunido en la vereda de la casa, la nena entró a su domicilio y G.A.V la persiguió nuevamente, la tomó de los brazos, la metió al baño, procedió a subirla al lavamanos y la penetró vaginalmente. Todos estos ataques sexuales fueron consumados bajo amenazas, incluso obligaba a la niña a ser ella quien lo buscara, diciéndole que si decía algo nadie le creería y quedaría como culpable. La obligaba también a que se tomara fotos desnudas o masturbándose y mandárselas

Estos abusos sexuales se consumaron en la clandestinidad aprovechándose y se mantuvieron por bastante tiempo, siendo el último entre el 30 y el 31 de enero del corriente año.

El hombre reconoció los hechos y el delito que se le imputaba. Por eso, este martes arribó a un juicio abreviado y un tribunal lo condenó a 11 años de prisión. Deberá cumplir la totalidad de la pena en el Servicio Penitenciario Provincial. 

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión