Publicidad

Política > Será el 9 de Julio

Milei encabezó el acto por el Día de la Bandera y anticipó que se firmará el Pacto de Mayo

El presidente encabezó el acto por el Día de la Bandera en Rosario y en su discurso convocó a expresidentes, gobernadores, miembros de la Justicia, empresarios y gremialistas a firmar el Pacto de Mayo.

POR REDACCIÓN

20 de junio de 2024

Javier Milei convocó este jueves 20 de junio a expresidentes, gobernadores, autoridades políticas, miembros de la Corte Suprema de Justicia, empresarios y gremialistas a firmar el Pacto de Mayo, que se realizará finalmente el próximo 9 de julio en Tucumán.

“Para poder alcanzar ese sueño de una Argentina próspera y libre es fundamental que todos aquellos que compartimos la causa de la libertad, que todos aquellos que entendemos que la Argentina tiene que volver a abrazar las ideas que nos hicieron grandes, depongamos las anteojeras partidarias, nos desprendamos de los intereses particulares y trabajemos juntos para establecer el nuevo orden económico que la Argentina necesita para volver a ser una potencia mundial”, resumió.

Publicidad

El mandatario dio un encendido discurso en la ciudad santafesina de Rosario, como cierre del acto oficial por el Día de la Bandera. Allí, en el final de sus palabras, volvió a hacer la convocatoria para la firma del Pacto de Mayo, que originalmente era para el 25 de mayo, pero que se frustró ante la demora de la aprobación de la Ley Bases y del pacto fiscal.

A diferencia de su primer llamado, realizado durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, en esta oportunidad incluyó entre los invitados a los expresidentes argentinos. Así, en caso de aceptar, estarían junto al mandatario Alberto Fernández, Mauricio Macri, Cristina Kirchner, Eduardo Duhalde y Adolfo Rodríguez Saá. También podría participar María Estela Martínez de Perón, quien vive en España desde hace décadas, y habrá que ver si la invitación alcanza a quienes estuvieron al frente del Ejecutivo Nacional brevemente, como Ramón Puerta y Eduardo Camaño, durante la crisis de 2001, o Federico Pinedo, quien se hizo cargo por algunas horas en medio del conflicto por el traspaso de mando entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri en 2015.

“Quiero aprovechar este día con la bandera argentina flameando en el cielo, avanzada ya la sanción de la Ley Bases y el paquete fiscal, para convocar a todas las autoridades políticas, los gobernadores, los dirigentes de los principales partidos políticos, los expresidentes de la Nación, miembros de la Corte Suprema de Justicia, los empresarios, los trabajadores, y por supuesto a toda la ciudadanía argentina a que nos encontremos la noche del próximo 9 de julio en Tucumán para firmar finalmente el Pacto de Mayo y comenzamos finalmente a dar vuelta la página de nuestra historia”, dijo Milei

La particularidad de su discurso es que en su amplia convocatoria no mencionó a la Iglesia, que desde hace un tiempo viene haciendo diversas advertencias por la situación social que vive el país.

Publicidad

El Presidente, quien estuvo acompañado en Rosario por todo su Gabinete de ministros y por la vicepresidenta Victoria Villarruel, resaltó la figura de Manuel Belgrano, a quien describió como un “maximalista de la libertad” y que entendía “que éramos libres o no lo éramos, no había puntos intermedios”.

“La libertad no pide permiso, se impone, no se espera las órdenes de ningún burócrata que especula con lo que conviene o no, la libertad es un instinto innato del ser argentino, y es por eso que a la larga siempre se abre camino. La libertad es ineludible, por más que unos pocos se resisten o la querían contener”, añadió, uniendo la figura de Belgrano con las ideas que promueven desde el Gobierno.

Milei también dijo que cuando Belgrano escribió el Triunvirato para que adoptaran la bandera como símbolo oficial, “el Gobierno de Buenos Aire la rechazó y le ordenó que izara otra bandera. Porque la dirigencia política en Buenos Aires aún no hablaba de independencia, de un país libre, sino de un Gobierno autónomo de las autoridades virreinales, pero fiel a la corona y a Fernando VII. No querían mandar un mensaje diplomático equivocado, querían cuidar las formas, como aún les gusta hacer a algunos hoy, algunos guiados por el miedo, porque no se animaban a ser libres, otros porque directamente querían seguir siendo súbditos”.

“Belgrano no solo fue un líder de hombres, fue también un ejemplo de honestidad y honradez en el ejercicio de la función pública. Belgrano también como tantos otros después de él, tuvo que enfrentarse a las porosas manos de los políticos. Finalmente, después de todo lo que hizo para liberar estas tierras, Belgrano murió pobre sin poder cobrar el dinero que el Estado le debía en concepto de sueldo como general. O sea, nunca le pagamos correctamente por el servicio que había brindado. No es un invento de las últimas décadas que los políticos le falten el respeto a los uniformados que ponen el cuerpo por la Patria sino una tradición que debemos terminar”, añadió en otra parte de su discurso.

Publicidad
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS