¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

9 C°

Jueves

11 C° / 27 C°

Viernes

12 C° / 28 C°

Provinciales > Solidaridad

Ni la pandemia frenó la tradición de un grupo sanjuanino de ayudar a los niños de Mogna

Hace 14 años van a colaborar con esas familias, aunque reconocen que ahora la logística fue más compleja.

El evento congregó a varias familias. Foto: gentileza.

POR REDACCIÓN

31 de agosto de 2021

Es casi un ritual de fe. Una tradición que inició allá por 2007 y de la que prometen no cortar con el paso del tiempo porque entienden que la sonrisa de los niños es el acto de mayor gratitud que pueden recibir. Son el grupo “Unidos por Santa Bárbara”, una asociación conformada por más de treinta trabajadores sanjuaninos de diferentes rubros que están unidos por la devoción a la santa. El domingo pasado fueron hasta la zona de los puestos en Mogna, departamento Jáchal, y llevaron varias donaciones para los pequeños del lugar en el marco del Día de la Niñez.

Mario Agüero, de 43 años, es uno de los pioneros del movimiento solidario. Su madre nació en Niquivil y de ahí adquirió su fe por la santa. Contó a DIARIO HUARPE que todos los meses de mayo y diciembre es una cita obligada ir hasta la parroquia que se encuentra en el lugar. La visita en ese tiempo no es causal, sino que coincide con la fiesta chica y grande, respectivamente, que se realiza en honor a la ‘dama de las tormentas’.

Hubo chocolates y facturas. Foto: gentileza.

Agüero desde chico vivió todas esas experiencias y ya de grande quiso agradecer y ayudar. Hace 14 años mantiene intacta esta tradición y no está solo. En el camino fue encontrándose con otros fieles que aceptaron la propuesta de estos eventos solidarios para con los niños.

Este año reconoce que les costó mucho. El primer escollo fue la recaudación de fondos. Para eso hicieron rifas, tómbolas y se dedicaron a la venta de pollos y empanadas. Posteriormente la logística para llevar las donaciones fue el segundo paso a superar. Comentó que el transporte les salía caro por lo que llegaron a contratar, con mucho esfuerzo, dos colectivos. Allí cargaron todas las cosas y partieron desde la capital sanjuanina hasta 10 kilómetros adentro del corazón de Mogna.

Los niños estuvieron en el patio de una capilla esperando a la comitiva solidaria. Foto: gentileza.

“Es muy lindo llegar al pueblo y ver que la gente nos espera con tanta alegría”, relató. Esta vez eran más de 300 personas las que aguardaban su llegada. Todos estaban reunidos en el patio de la capilla de San Nicolás, un templo centenario que congrega a la comunidad cuando pasan eventos como estos.

Los colectivos fueron repleto de donaciones. Foto: gentileza.

Agüero recordó que el año pasado, plena fase uno, algunos fueron en camionetas y, respetando las medidas sanitarias dispuestas por el Gobierno provincial, llevaron a cada niño un paquetito con golosinas y algunas otras donaciones que juntaron. En esa oportunidad también participaron activamente de algunos pedidos que tenía la comunidad como, por ejemplo, el acceso al agua potable. “Desde allá solamente nos traemos la gratitud de la gente”, concluyó.  

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión