AHORA

1 C°

Viernes

5 C° / 16 C°

Sábado

5 C° / 13 C°

Provinciales > Trabajan para evitarlo

Hay cerca de 10 denuncias por mes de menores vendiendo en la calle

Este 12 de junio es el Día mundial contra el Trabajo Infantil y en la provincia las actividades detectadas son todas sobre las denominadas “estrategias de supervivencia”. Los menores trabajan principalmente en la venta ambulante y los sectores rurales y ladrilleros.

POR Eliana Ruiz SEGUIR
12 de junio de 2019

12 de junio de 2019

El trabajo infantil es una problemática mundial por lo que en la provincia trabajan para detectarlo y poder cambiar las realidades de los menores, como así también, del entorno familiar. La misma se puede informar al 911 y al 102, organismos que actúan de forma inmediata y que, desde que comenzó el 2019, recibieron cerca de 10 denuncias por mes, según informó el subsecretario de Trabajo y presidente de COPRETI San Juan, Roberto Correa Esbry. Estos datos salen a la luz este 12 de junio, Día mundial contra el Trabajo Infantil.

La cantidad de denuncias pudo conocerse a partir del trabajo con el Cisem y las cámaras de seguridad. En el 2018 y en años anteriores detectaban estas situaciones a través de inspecciones laborales y de diversas entidades que cuentan con personal capacitado. “Cada organismo es un agente de detección, está Niñez, Educación, Salud, los municipios que tienen los dispositivos de Niñez y los de la Oficina de Empleo y ahora se ha incorporado el Cisem que detecta a través de las cámaras y de las denuncias al 911”, informó Correa Esbry. Además, los monitores urbanos también están capacitados para detectar estas situaciones.

Hay dos tipos de trabajo infantil: la explotación de empleadores, lo que es considerado un delito, y las estrategias de supervivencia. Las denuncias que hay corresponden al segundo tipo que incluye, por ejemplo, los niños en la calle pidiendo dinero o vendiendo estampas.

Los niños trabajan más en “venta ambulante, en el sector agrario y rural lo que sucede en la época de cosecha cuando los menores acompañan a los padres y también en ladrillos”, especificó Correa Esbry. En cuanto a las edades en las que más se detecta la problemática, está la franja etaria entre los 10 y los 15 años.

¿Qué pasa cuando se denuncia trabajo infantil?

Cuando una denuncia llega al 102 o al 911 se comunica de forma inmediata a Copreti y el personal del 102 asiste al lugar. Una vez ahí, se le preguntan algunos datos al menor y se trata de identificar a algún mayor que esté con él pero “no se detiene a nadie en ningún momento”, aclaró Correa Esbry.

Una vez que es identificado el chico, el personal de Niñez y de Desarrollo Humano comienza con las entrevistas. “Se hace un abordaje sistémico, le damos contención social al grupo familiar, se trata de conseguirle un trabajo a la familia, que el chico siga el ciclo educativo, que el tiempo que no esté en la escuela esté jugando”, indicó el presidente de Copreti.

¿Cuándo se considera trabajo infantil?

En ocasiones ocurre que los niños ayudan con tareas que les brindan una ayuda económica a las familias pero la cantidad de horas que trabajan es lo que permite clasificar esta ayuda como trabajo infantil. El mismo, comienza a serlo cuando supera las tres horas diarias y las 15 semanales. Además, “tiene que ser dentro del seno de la familia, si la familia trabaja para un tercero deja de ser trabajo familiar y es considerado infantil”, explico Correa Esbry.

También existe el trabajo adolescente que considera a los menores de 16 a 18 años y está permitido pero está protegido por la reglamentación. Según la normativa, “no pueden realizar trabajos nocturnos, penosos, riesgosos e insalubres”. En cuando a las horas, se permiten seis diarias y 36 semanales.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?