¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

25 C°

Viernes

18 C° / 33 C°

Sábado

20 C° / 34 C°

Opinión > Nisman

Las mentiras de Stiuso en Netflix

Hugo Lescano

POR Hugo Lescano SEGUIR
21 de enero de 2020

21 de enero de 2020

A cinco años de la muerte del fiscal Nisman, quien en 2010 pidió el procesamiento del expresidente Macri por el escándalo de las escuchas telefónicas en el gobierno de la ciudad, Netflix estrena su serie documental en in intento de repasar los principales hechos de la causa. En ella aparecen testimonios de personajes claves del entramado que desembocó en la muerte del fiscal. En un mar de dudas y escasas certezas, el espía y ex director general de operaciones de los servicios de inteligencia durante más de 30 años en Argentina, aparece ensayando un relato referido a la supuesta intención de la actual vicepresidenta argentina de matarlo. Sus palabras marcan un aparente convencimiento en una narración pausada, con un paralenguaje aparentemente distendido. Sin embargo, el cuerpo de Stiuso señala otro rumbo en su relato. Su lenguaje corporal se resiste a dar fe de sus palabras, contradiciendo las mismas a cada instante. Caso curioso ya que un espía con casi cuatro décadas de experiencia, debería haber aprendido a doblegar sus emociones y a domesticar su lenguaje corporal que una y otra vez lo traiciona.

En el capítulo cinco de la serie, a partir del minuto 23, se ve el cuerpo de Stiuso revelándose a sus palabras con clara contundencia.

 

Mensaje corporal 1: El entrevistador le pide a Stiuso que lea el mail en el que Nisman (y Stiuso mismo) era amenazado de muerte. Curiosamente Stiuso presiona con su dedo índice su propia sien, como si su cuerpo simulara el arma suicida y el gesto mismo de un suicidio ejerciendo una presión suficiente como para arrugar la piel en el rostro de Stiuso. Dicha presión revela el estres que le produce a Stiuso este momento de la entrevista a través de un gesto cuanto menos llamativo.

 

Mensaje Corporal 2: El entrevistador pregunta ¿Tú crees que Cristina Kirchner quería matarte? La respuesta verbal de Stuiso tarda unos cinco segundos en llegar mediante un “sí”, cuyo paralenguaje se aproxima más a una pregunta que a una afirmación. Al mismo tiempo sus hombros se levantan reflejando duda sutilmente, contradiciendo dicha afirmación. Asimismo, el dedo índice de su mano izquierda se apoya nuevamente de manera horizontal -¿casualmente como un arma? -, en un gesto de autocensura. El cuerpo de Stiuso, nos indica que tiene más información pero prefiere callar.

Los intereses en juego, las causas de dichas mentiras, la lógica del entramado de vínculos que tuvieron como clímax de la historia, la muerte del fiscal quedan en manos de la justicia y del análisis desde diversas perspectivas disciplinarias. Sin embargo, desde la Comunicación No Verbal, y en solo estas dos expresiones del lenguaje corporal de Stiuso - hay muchas más -, podríamos comenzar a avizorar un hilo conductor en su declaración. En principio hay material para interpretar exegéticamente que Stiuso miente. El cuerpo de Stiuso dice que el fiscal Nisman se suicidó y que no cree que la entonces Presidenta de la Nación, quisiera matarlo.

Si hay dudas y contradicción entre lo que dicen las palabras y el cuerpo de nuestro interlocutor, le creemos al cuerpo: Porque como siempre decimos en nuestro Laboratorio de Investigiación en Comunicación No Verbal, nuestro cuerpo, no sabe mentir.

Instagram: @hlescano

Hugo Lescano es Consultor externo de la OEA (Washington) en Comunicación No Verbal y Negociación. Además dirige el Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal con sede En Buenos Aires.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.