Publicidad

Provinciales > Estrategia regional

Sequía: autoridades de Cuyo arman una agenda en común

Cada provincia cuenta con fortalezas y problemas distintos. Por eso se reunieron para poner una agenda en común de cara a lo que anticipan que será una profundización de la falta de agua.

30 de septiembre de 2023
Las mayores ventajas de San Juan son sus diques y el acuífero, pero tienen problemas de eficiencia. 

La información sobre lo que se viene en materia hídrica para Cuyo no es alentadora. A Irrigación de Mendoza le entregaron un informe que asegura que durante la actual década y probablemente en las próximas dos, se reducirá la cantidad de agua de nieve, con algunos años buenos, pero la mayoría secos. Esto motivó un encuentro histórico: las autoridades que gestionan los recursos hídricos de Mendoza y San Juan se reunieron y empezaron a trabajar juntos para compartir conocimientos y armar una agenda común para sobrellevar el largo periodo de sequía

La primera actividad en conjunto contó con la visita del superintendente de Irrigación de la provincia vecina. Se trata de Sergio Marinelli, que se reunió el pasado martes con Ramiro Cascón, secretario de Agua de la provincia, y Guadalupe López, directora de Hidráulica. Tras el encuentro, que tendrá una segunda parte el 19 de octubre, explicó DIARIO HUARPE cómo las provincias podrían apoyarse mutuamente de cara a la profundización de la crisis hídrica.

Publicidad

Marinelli aseveró que las dos provincias tienen diferencias, en algunos puntos Mendoza se encuentra mejor y en otros, San Juan se destaca. Lo mismo sucede con algunos problemas históricos. Pero hay algo en lo que están equiparados: según todos los modelos meteorológicos las nevadas en la Cordillera de los Andes tendrán una mayoría de ciclos hídricos y en 2030 el balance será un promedio un 8% menor.

Esto se traducirá en problemas para suplir las necesidades de los usos, ya que en paralelo crecerá la población, la necesidad de alimentos y las temperaturas promedios. Por eso para ambas provincias, aseguró el funcionario mendocino, “lo más importante es enfocarse en ser eficientes en el uso y que todos utilicen lo necesario, sin desperdicios”, explicó.

Ambas provincias vienen trabajando en modelos para mejorar su uso del agua y también comparten trabajo tras el convenio con Mekorot. Pero esta iniciativa es en realidad solo de los estados provinciales, ya que según explicó Marinelli les interesa “armar un frente unido”, además de compartir conocimientos. Esto incluye también defender los intereses de las provincias frente a, por ejemplo, los reclamos de La Pampa, que solicitó frenar la construcción de diques tanto en Mendoza como en San Juan.

Qué busca aprender Mendoza de San Juan

En el encuentro que se dio a finales de septiembre, el superintendente de Irrigación de Mendoza hizo un pedido para que los técnicos sanjuaninos compartan información y metodologías sobre manejo de aguas subterráneas. Marinelli reconoció que el INA Cras hizo avances clave en el acuífero de San Juan.

Publicidad

“San Juan es muy fuerte en este tema gracias a la investigación que tienen y para nosotros es muy importante el uso conjunto de agua subterránea y agua superficial, por eso fuimos especialmente a conocer este tema”, explicó el funcionario.

Mientras Mendoza tiene más ríos que San Juan, en el Valle de Tulum existe uno de los mejores acuíferos del país en tamaño y calidad de agua. En la vecina provincia tienen zonas de donde extraer agua subterránea, pero no cuentan con estudios detallados.

“En algunas zonas los acuíferos se han visto afectados porque los productores agrícolas al lavar la tierra salinizaron las aguas subterráneas, pero necesitamos saber cómo se encuentran para planificar también este uso”, explicó. Incluso plantean la posibilidad de que, utilizando aguas cloacales tratadas, algo que Mendoza aplicó hace años y en San Juan recién se aprobó en agosto pasado, podrían recargar los acuíferos para devolver equilibrio a la tierra.

Otro de los puntos que puso en valor el funcionario fue la existencia de los tres embalses sobre el Río San Juan. “Hoy tienen capacidad para guardar el equivalente a un buen año de riego y en Mendoza solo tenemos diques como para un 25% de lo que usamos”, explicó.

Planificación y eficiencia, las propuestas mendocinas

Marinelli aseguró que desde Mendoza también tienen conocimiento que compartir con San Juan. Según dijo tienen “un esquema organizacional mejor que el de San Juan, allá tienen una gestión muy dependiente del gobierno local y acá existe una autonomía que tiene una coherencia en el tiempo”. El cargo se renueva a cada cinco años “para que no coincida con un gobernador” y de esta manera la continuidad de las decisiones no dependa de la política provincial.

Además, la provincia vecina tiene riego a demanda y un sistema de gestión del agua descentralizado con los inspectores de riego, que son votados por regantes, pero a la vez mantienen una recaudación y control del sistema mucho más estricto.

En Mendoza, explicó, avanzaron recientemente con un saneamiento de las normativas, ya que hay leyes antiguas y otras nuevas y quieren que el marco legal de la gestión del agua sea moderno y claro. Además, están muy enfocados en la eficiencia y educación al respecto. Desde las escuelas muestran métodos de riego que generen menos pérdidas y buscan concientizar de forma transversal.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad