¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

24 C°

Viernes

4 C° / 22 C°

Sábado

7 C° / 18 C°

Departamentales > En Pocito

Con talleres y una huerta, pacientes crónicos encontraron contención y autoayuda

Actividades que motivan y curan son las que se realizan en el CAPS de Villa Huarpes. Allí, hace seis años existe el  “Programa Vivir con Salud” que sirve de terapia para diabéticos e hipertensos.

POR REDACCIÓN

16 de diciembre de 2019

Hace seis años que en el  CAPS (Centro de atención primaria de salud) ubicado en Villa Huarpes en Pocito que un grupo de profesionales decidieron hacer más llevadero el estado de sus pacientes con enfermedades crónicas. De esta forma nació el proyecto “Vivir con salud” un espacio intersectorial en el que no faltan consejos médicos y de nutrición, gimnasia y una huerta que funciona como actividad terapéutica.

Para conocer en profundidad cómo se trabaja, DIARIO HUARPE dialogó con parte del equipo médico que lleva adelante el proyecto. “Vivir con salud comenzó en el 2012, era algo informal con encuentros esporádicos hasta que se pautaron objetivos  como la promoción de la salud destinado a pacientes crónicos, es decir con diabetes e hipertensión” contó la psicóloga Carina Sánchez.

Mariela Díaz referente del CAPS comentó “de a poco el grupo se transformó en un equipo de contención y autoayuda. Las pacientes mismas se ayudan, se buscan cuando una no viene. Lo importante es que se ha sostenido esto en el tiempo”.  

Actualmente son 14 las personas que asisten a las charlas y clases de educación física, y quienes también han podido aprender sobre huertas. Es que en Vivir con salud también forma parte importante el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria). Al respecto, Marcelo López, técnico del Programa Prohuerta, explicó: “Hace unos años, INTA hizo un convenio Salud para que en los puestos sanitarios de toda la provincia sean promotores de la entrega de colecciones de semillas. De esta forma, se convirtieron en el nexo entre el INTA y la comunidad”.

“Cuando dejamos las colecciones acá, Carina me contó de este grupo e hicimos una charla comentándole lo que es el Prohuerta. Con el paso de tiempo se consolidó el vínculo, dimos charlas y empezaron a trabajar acá con las huertas”.  Y dicho proyecto migró a las casas, en este sentido María López, una paciente que conforma el grupo, comentó  “Marcelo nos da las semillas y nosotras empezamos a hacer nuestra huerta en los jardines de las casas. Así hemos podido cosechar nuestros propios alimentos, es un orgullo”.

López, además, contó cómo se siente al ser parte de este equipo: “Esto nos sirve para tener un incentivo más en la vida, porque a veces lo que nos pasa nos tira para abajo, y venir acá nos levanta el ánimo”.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.