Publicidad

Judiciales > Muerte de Hebe Leguiza

Confirman que el criminal de la maza era víctima de violencia

La jueza Marisa Valdez confirmó que los equipos técnicos del fuero de Familia habían detectado que el criminal de la maza era víctima de violencia. Sin embargo, no representaba un peligro para propios ni terceros.

11 de mayo de 2024
El menor de 15 años le habría asestado cuatro mazazos a Hebe Leguiza. Imagen DIARIO HUARPE.

En diálogo con DIARIO HUARPE, la jueza de Familia, Marisa Valdez proporcionó información detallada sobre el presunto autor del crimen de Hebe Yolanda Leguiza que ha consternado a la provincia el pasado martes. Al ser consultada por el criminal de la maza, aseguró que el adolescente de 15 años, cuyo nombre se mantiene en reserva debido a su condición de menor de edad, ingresó al juzgado que comanda a raíz de una denuncia realizada por una psicóloga de la escuela secundaria donde este iba durante el año pasado.

Según las palabras de la titular de la cuarta nominación del Juzgado de Familia, la denuncia, presentada por el doctor Ruiz de Cavig, expuso que el joven “no era violento, pero mostraba una conducta de resistencia hacia las sugerencias de los profesores”. Este informe llevó a la intervención del equipo técnico, compuesto por profesionales especializados en psicología y derecho de familia.

Publicidad

“La denuncia no vino por problemas de conducta del niño, sino el niño como víctima de una situación de violencia intrafamiliar”, aseguró Valdez.

Para la jueza, el menor no representaba un peligro para la sociedad. Imagen de archivo.

Después de una exhaustiva evaluación, se determinó que el adolescente estaba recibiendo tratamiento psicológico, tanto él como sus padres. En ese sentido, la jueza Valdez reveló que tanto ella, como la asesora oficial coincidieron en que era necesario continuar con el tratamiento y realizar un seguimiento cada tres meses.

“En ningún informe que se lleva a cabo en el fuero de familia se sugiere o advierte alguna situación de riesgo para sí mismo o tercero. Como jueza me atengo a eso”, agregó.

Además, destacó la existencia de un área tutelar en el juzgado, conformada por profesionales interdisciplinarios, cuyo objetivo es evaluar y tomar decisiones en casos relacionados con la adolescencia y la familia. Con respecto al colegio al que asistía el joven de 15 años, la jueza no pudo proporcionar detalles debido a las restricciones legales de confidencialidad.

“Es fundamental comprender que estas conductas disruptivas que se mencionan en algunos informes no implican necesariamente una patología. Estas conductas pueden ser simplemente el resultado de la necesidad de acatar órdenes, como quedarse quieto en el establecimiento educativo. No se ha constatado ninguna enfermedad o patología en el niño”, afirmó.

El joven de 15 años fue detenido en la casa de su madre al otro día del brutal ataque. Imagen DIARIO HUARPE.

Finalmente, la jueza expresó su sorpresa y consternación ante el caso, subrayando la importancia de abordar este tipo de problemas en la sociedad. Afirmó que los brotes de violencia son un fenómeno que puede ocurrir en cualquier lugar y que es fundamental trabajar en conjunto para prevenirlos. Valdez insistió que ella no podía prever conductas violentas en el joven, debido a que no estaban expresadas en los informes técnicos elaborados por la misma Justicia.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS