Publicidad

Eco Huarpe > Polémico impacto ambiental

Rompetormentas en San Juan: ganaderos y vecinos rurales de Argentina se unieron

En el marco de la denuncia por el uso de rompetormentas en San Juan, productores ganaderos y vecinos de diferentes localidades de la Argentina se reunieron en San Luis para intercambiar información y coordinar acciones frente a esta problemática que, desde hace años, los afecta a todos por igual.

12 de diciembre de 2023
El encuentro se realizó en la Biblioteca Popular de la localidad de Luján, provincia de San Luis.  

Pequeños y medianos productores agroganaderos y vecinos de San Luis, La Rioja, Córdoba, Mendoza y San Juan, este domingo (10 de diciembre), se reunieron para intercambiar información y en conjunto, coordinar acciones frente a la problemática que, desde hace años, los afecta a todos por igual: la modificación intencional del clima que se hace mediante diferentes tecnologías, en este caso, aviones y cañones rompetormentas.

“Lo que pasó en el encuentro fue muy fuerte, porque los testimonios de los productores son evidentes, iguales, por lo tanto, esta injusticia no puede seguir así”, contó a DIARIO HUARPE Cecilia Sustersic, licenciada en Comunicación Social, docente y miembro de Cielos Limpios en América - Monitor Ambiental (CLAMA), un movimiento social que se conformó para denunciar públicamente las prácticas clandestinas de manipulación del clima o geoingeniería. “Es muy importante que los medios de comunicación visibilicen lo que está pasando en la región, en el país, y que le den voz a los productores y a los pobladores rurales, porque son ellos los que, directamente, están sufriendo las consecuencias”, agregó.

Publicidad

Tanto Sustersic como Mario Alaniz, otro investigador, pero de la provincia de La Rioja, fueron los encargados de compartir toda la información y documentación que vienen recopilando, desde hace años, sobre estas prácticas que dañan el ambiente, la salud y la actividad económica de vecinos y pequeños productores argentinos.

“Pese a que nos digan que estamos locos, lo que estamos denunciando es real. Están modificando las tormentas con avionetas, con aviones, o como se ha comprobado hace unos días en San Juan, con cañones rompetormentas”, dijo en su exposición Alaniz.

Memoria

Vale recordar que fue el 10 de noviembre de este año cuando los productores ganaderos del suroeste de Sarmiento tomaron la decisión de visibilizar la problemática. Un tema que desde hace años se viene denunciando y discutiendo en la provincia, sin solución. Y todo porque no había pruebas, o porque a la hora de consultar a especialistas, a funcionarios municipales y provinciales, minimizaron siempre el tema. Pero, en esta ocasión, con la prueba en mano, la denuncia tomó otro vuelo y por estos días, la Secretaría de Ambiente de la provincia, por pedido de la juez de Paz de Sarmiento, María Eugenia Barassi, está terminado un informe sobre los impactos que estas tecnologías generan en las tormentas y el medio ambiente de San Juan.

La denuncia de los productores ganaderos del suroeste de Sarmiento, reavivó los reclamos que vienen haciendo desde hace años pequeños y medianos productores de otras provincias argentinas, principalmente los de San Luis, La Rioja y Córdoba.

“Esta es una realidad que se viene sufriendo y denunciando hace más de 20 años”, dijo Sustersic. “Se están secando territorios con diferentes agendas, ambiciones y objetivos. El plan es destruir las economías regionales para proponernos, ante los mercados del mundo, como zonas de sacrificio por los recursos estratégicos que hay en nuestro país. Hablamos del cobre, del litio, del oro, la plata y otros minerales; del petróleo, el agua y las grandes extensiones de tierras cultivables”, y luego agregó: “Y para ello, utilizan diferentes tecnologías. En algunas zonas, lo hacen con cañones rompetormentas, en otras con avionetas o aviones más grandes. Algunos los hacen para proteger sus cultivos del granizo o la humedad, otros para desvalorizar las tierras cultivables, y otros, con otros fines relacionados a la minería. Es decir, el extractivismo”.

Publicidad

En la reunión estuvieron presentes productores y vecinos de diferentes localidades de San Luis y La Rioja, y conectados vía online, de Córdoba, Mendoza y San Juan.

“No puede ser que llevemos tantos años con este tema invisibilizado en las provincias, que nos mientan tanto”, dijo Mario Alaniz. “No nos caben dudas que acá hay un plan que las comunidades estamos desconociendo y que tiene a los poderes económicos y políticos asociados para que esto esté sucediendo en silencio”.

Los comentarios y testimonios de los productores y vecinos tuvieron un denominador común, en todas las regiones hay una sequía extrema, las pasturas no crecen y los animales se mueren, los ríos están secos, al igual que los acuíferos.

“Es muy fuerte escuchar la similitud de las realidades que sufren los afectados por este tipo de acciones”, manifestó Sustersic. “Muchos están resistiendo para no vender su ganado, sus tierras ante semejante panorama, pero cada año que pasa, se les hace más difícil”.

Sustersic y Alaniz vienen dando charlas sobre el tema en todo el país. Han participado aportando datos en documentales, producciones periodísticas escritas, radiales y televisivas.

"Consideramos que la difusión de la problemática es vital para lograr una masa crítica capaz de poner un freno a quienes juegan con nuestro medioambiente y nuestra salud", manifestó Sustersic.

Todos los ojos en San Juan

Lo sucedido recientemente en San Juan se está viendo con mucha atención en las comunidades de las provincias vecinas, porque es una causa con pruebas contundentes e irrefutables, presentada ante la justicia.

“Desde luego, el caso de San Juan genera mucha expectativa, porque la determinación de la jueza de Paz de Sarmiento, creemos, será ejemplificadora”, dijo Sustercic.

En el encuentro del domingo se acordó continuar con las reuniones para seguir intercambiando información, coordinar acciones conjuntas y pedir soluciones a las autoridades provinciales y nacionales.

"Todos en el país tenemos que pedir la prohibición absoluta de estas tecnologías, porque el daño ambiental y social es catastrófico. Entre todos tenemos que parar esta locura”, concluyó Sustersic.

Sobre CLAMA 

El Movimiento socioambiental CLAMA (Cielos Limpios en América- Monitor Ambiental) se conformó con la intención de comunicar a la comunidad la problemática de la geoingeniería y accionar frente a ella.

“En todas partes del país, el aumento sin precedentes de las anomalías observadas en los cielos en los últimos años, a raíz de la actividad aeronáutica y electromagnética, nos llevó a conformar este espacio de encuentro y debate”, contó Sustersic. “Muchos de nosotros observamos y conocemos sobre estas intervenciones desde hace más de una década, y también cabe mencionar la preexistencia de grupos conformados en el pasado en distintos puntos del país y del mundo que observan y denuncian estas mismas cuestiones; hasta el momento, sin respuestas favorables ni consistentes desde los ámbitos oficiales que deberían velar por el resguardo de los bienes comunes”.

Desde esta comunidad se advierte lo que muchos especialistas e investigadores ya han denunciado hace décadas acerca de las prácticas clandestinas de manipulación del clima o geoingeniería. Aunque estas están prohibidas por ley (23.455) para usos bélicos y hostiles, son una realidad que viene desarrollándose hace varios años, con graves consecuencias para la salud y el medioambiente.

Dato

La primera denuncia registrada en la región sobre el tema rompetormentas la hicieron los de la Sociedad Rural de San Luis en el 2002, y las últimas, las de este 2023, los productores de Villa de Soto, Cruz del Eje, Córdoba, y los del suroeste de Sarmiento, de San Juan.

Publicidad
Publicidad