¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

30 C°

Jueves

20 C° / 28 C°

Viernes

16 C° / 32 C°

Provinciales > Durante este año

Aumentó la cifra de personas que están bajo tratamiento contra las adicciones

Actualmente son 153, de la cual 25 están internados en los proyectos estatales. Esto se debe al trabajo territorial que realiza las Unidades Municipales de Asistencia contra las Adicciones.

POR Facundo Merenda SEGUIR
10 de junio de 2019

10 de junio de 2019

Durante el transcurso del 2019 aumentó el número de personas que están bajo tratamiento para superar algún conflicto con relación a las adicciones, principalmente la droga. Actualmente hay 153 pacientes que están recibiendo un seguimiento por parte de especialistas. De ese total, el 16% está internado en algún proyecto estatal, ya sea el Proyecto Juan o María del Carmen. Comparado con el año 2017 y 2018, las cifras de casos en tratamiento se ampliaron entre treinta y cinco a cuarenta personas más, que se vieron reflejadas en el primer semestre del 2019.

Esto se debe puntualmente al trabajo que realizan las diecinueve Unidades Municipales de Asistencia contra las Adicciones (UMAA). Las mismas están ubicadas en cada departamento de la provincia y realizan operativos de territorialidad, lo que significa que no esperan a que el caso llegue a la oficina, sino todo lo contrario van en busca de niños y jóvenes en distintas circunstancias para evaluarlos y poder ayudarlos si así lo requieren. Lo que se traduce en que este aumento no significa que haya más personas que consumen, sino que son casos que por mucho tiempo estuvieron “ocultos” o “invisibilizados”  y que por medio de estos operativos salen a la luz. Del total actual de personas en recuperación, 105 fueron descubiertos gracias a los UMMA.

“Tener más casos no significa que hay más adictos. Sino que son personas que no fueron detectadas a tiempo y luego van y piden ayuda”, dijo a DIARIO HUARPE Raúl Ontiveros, director de Abordaje Integral de Adicciones. Además agregó que “hay algunos que hace cinco años empezaron a consumir y recién este año se animaron a iniciar el tratamiento”.

Estas unidades de trabajo están compuestas por dos profesionales, un psicólogo y un trabajador social. Ellos se encargan de realizar un diagnóstico de la persona y determinar si es necesario que inicien un tratamiento ambulatorio. Ahora si es un cuadro más complejo se ordena la internación.

Comúnmente, a estos sitios llegan chicos que son detectados primigeniamente por el municipio, los juzgados de paz, hospitales o por cualquier familiar que decide llevarlo para que se recuperen de esa adicción.  

Según datos aportados por la Dirección Provincial de Abordaje Integral de las Adicciones, el rango de edad de las personas que están contempladas en los distintos tratamientos oscila entre los 15 y 19 años. Sostienen que el espectro es básicamente el mismo si se lo compara con años anteriores. Aunque siempre hay, en menor medida, casos especiales de personas menores o mayores a esa brecha etaria, ya sea uno o dos por año calendario.

Recuperación vs recaídaEntre luces y sobras

Con respecto a la recuperación que logran los pacientes, Ontiveros señaló que eso es distinto dependiendo el caso y diversos paradigmas subjetivos. “En promedio tenemos entre dos o tres personas que reciben el alta de la internación aunque continúan con el tratamiento ambulatorio. Hay otros que abandonan el seguimiento médico, pero no lo consideramos un ‘fracaso’ ya que ese joven en el tiempo que estuvo bajo la tutela profesional pudo reinsertarse a la escuela, aprender un oficio, conseguir un trabajo, por la cual su vida dio un giro y mejoró sus condiciones”, sostuvo el profesional.

Otro de las variables a tener en cuenta es la reincidencia o recaída, “es el gran ‘cuco’, pero hay que desdramatizar porque es parte del tratamiento”, señaló. Hay personas que son conscientes y una vez recuperados jamás vuelven a consumir y otros al cabo de meses o años vuelven a recurrir a las drogas, entonces nuevamente se inicia el proceso contra adicciones.

Vale aclarar que en ese caso se los interna por su contacto directo con las sustancias anómalas, pero también se realiza un análisis del contexto y entorno que rodea al individuo. Ante la ausencia de algún familiar responsable que se haga cargo del paciente, se da lugar a la institución oficial que los acoge y acompaña en el proceso para ver nuevamente "la luz de salida" a esa problemática.

Proyectos de Autogestión LaboralDesarrollo empresarial

Hace algunos días autoridades de la Dirección Provincial de Abordaje Integral de Adicciones les brindó la posibilidad a 26 jóvenes que están en el proyecto de día San Benito de poner en funcionamiento una panadería.

De la cual se les proveyó de un horno, una amasadora y distintas maquinas que son necesaria para la elaboración de panificados, con la idea de que ellos vayan consiguiendo una visión a futuro, logrando tener algún ingreso monetario para cambiar la realidad en la cual están inmersos.

Para la realización del programa de trabajo, se distribuyeron doce chicos en el turno mañana y catorce en el turno tarde. Están guiados por distintos profesionales que los supervisan tanto en la parte laboral de cumplir las consignas del grupo como también la faceta de personas en recuperación.

“Es muy valioso esta forma de mostrarle a los jóvenes que pueden conseguir su propio dinero. Al ser la gran mayoría menores, el campo laboral es muy acotado o a veces al tener algún hecho en su prontuario son excluidos del sistema. Lo que se intenta hacer con este proyecto, es revalorizar sus cualidades y mostrarles que hay otro camino más sano y productivo de lograr obtener sus propias cosas”, sintetizó Ontiveros.

Si bien este emprendimiento es una prueba piloto, en el escaso tiempo que lleva en funcionamiento ya está dando los resultados buscados. Por la cual, no descartan la instalación de otros rubros laborales.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.