Judiciales > Promoción de la prostitución

Después de la feria judicial se sabrá si la dueña de Eros va a juicio o no

Resta el informe de la pericia a las computadoras secuestradas en el edificio en el que funcionaba la estética. 

23 de junio de 2022

La esteticista y propietaria de Eros, Patricia Coria, acusada en mayo por una de sus empleadas del delito de promoción de la prostitución, está cerca de saber si su caso irá a juicio o no. Esto ocurrirá después de la feria judicial de julio, según expresaron, a DIARIO HUARPE, fuentes judiciales de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) Cavig, Fiscalía que investiga el hecho.

Desde la misma unidad fiscal, mencionaron que durante la investigación, el fiscal Juan Manuel Gálvez, fiscal del caso, recolectó el testimonio de cuatro empleadas que confirmaron la versión de la denunciante inicial. Una joven de 19 años acusó a Patricia Coria de hacerla trabajar a ella y sus compañeras en algo más que masajes y estética. Es que en el lugar, a los clientes se les ofrecía el servicio de sexo a cambio de dinero, de acuerdo a la denuncia.

Al inicio de la causa, Galvez explicó con no está penado por ley ejercer la prostitución, pero sí el beneficiarse de la prostitución a partir de un tercero. Entra en esto la figura de la madame o el cafiso, conocidos tradicionalmente.

Además de los testimonios, en el legajo hay otras pericias materiales. Y resta todavía que se conozca una. El fiscal espera el informe tecnológico realizado sobre las computadoras secuestradas en el edificio de Eros. Una vez que esto esté, el fiscal ya está en condiciones para pedir la audiencia de control de acusación.

Coria está acusada de promoción y facilitación de la prostitución en calidad de autora. No está sola en la causa. También fue involucrada su hija Natalia Pablo, apuntada por el mismo delito, pero en calidad de coautora. La estática terminó clausurada, pero fue reabierta bajo otro rubro.

Tanto Coria como su hija quedaron en libertad tras pagar una fianza. Mantienen que todas las acusaciones son falsas y que la denuncia de la joven devino por problemas con el trabajo, tras ser acusada por un cliente sobre el robo de una billetera.

Más allá de la versión de defensa, los testimonios y las pericias tienden a apoyar a la denunciante y a la teoría fiscal. Se verá después de la feria, la inclinación de la balanza cuando el juez de garantía Andrés Abelín Cottonaro dé su veredicto: Coria a juicio o no.

Más Leídas