Publicidad

Departamentales > Abandono

Cansados de esperar el colectivo al sol hicieron una garita de palo y nailon 

Son un grupo de vecinos de la zona de Punta del Médano, que desde hace años esperan una respuesta al pedido que decidieron solucionar ellos mismos.  

22 de noviembre de 2022

Para los vecinos de la Punta del Médano, en Sarmiento, tomar un colectivo para poder llegar a sus trabajos o a la escuela, es todo un desafío. Sobre la ruta provincial 295 y al rayo del sol, todos los días, un grupo de alumnas junto a una pequeña bebé esperan el transporte público durante el mediodía. Cansadas de la situación y por las complicaciones que les estaban generando en la salud, tomaron la iniciativa de armar una precaria parada de colectivo con cañas, palos y nailon. 

La colaboración de los vecinos hizo posible tener un espacio al resguardo de los rayos del sol o la lluvia. Foto:Gentileza.

"En invierno era más fácil, el frío lo soportas y teníamos muy pocas lluvias, pero ahora que llegó el calor, pararse todos los días a las 12.30 a esperar que pase el 262, es muy complicado. Nosotras somos tres chicas que vamos a la escuela. Una de mis compañeras viaja con un bebé en brazos. Cuando llegábamos a la escuela, la nena lloraba todo el tiempo y estaba caliente, se insolaba. Eso me llevó a tomar la decisión de empezar con el proyecto y ahí se sumaron varios vecinos", dijo Fabiana Agüero a DIARIO HUARPE

Publicidad

Por ese motivo, cansados del abandono y buscando una solución provisoria, juntaron palos, cañas y nailon y armaron una pequeña garita para poder protegerse de los rayos solares en los horarios más complicados. "Al principio lo comenzamos con mis compañeras y luego empezamos a recibir la ayuda de los vecinos. Son muchas las personas que viajamos todos los días, hay muchas mamás con niños", explicó Agüero

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Las jóvenes encontraron una precaria solución a la espera a la intemperie. Foto: Gentileza

La joven explicó a este medio, que desde hace más de 5 años esperan que por parte del municipio cumplan con la promesa de la construcción de un espacio para esperar el colectivo al resguardo de las inclemencias climáticas."Nosotros lo necesitamos porque todos los días a las 12.30 estamos paradas acá, pero el colectivo no tiene un horario para pasar. Podemos estar esperando más de 40 minutos a veces". 

Según lo mencionado por la joven de 19 años que estudia en la Escuela de Media Agua, los reclamos de la situación fueron presentados tanto al municipio como a la empresa, pero no obtienen respuestas. "Cuando llueve, directamente no nos dejan subir al colectivo porque estamos todos mojados y con barro", concluyó. 

 

 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad