¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Provinciales > Dar una mano

La historia de una familia destrozada por el covid generó una verdadera avalancha solidaria

Tras la muerte del matrimonio Guevara toda la comunidad se movilizó para apoyar a las tres chicas mayores y a su hermanita recién nacida. 

La familia Guevara en pleno, todos felices en un viaje. Esta imagen conmovió al país. Foto: Redes sociales.
Cecilia murió a los 38 años, no llegó a conocer a su hija Martina. Foto: Redes sociales.

POR Daniela Jácamo
16 de junio de 2021

16 de junio de 2021

De un momento a otro y casi como si se tratara de una pesadilla, dos chicas de 19 y 17 años y una niña de 11 perdieron a su madre y a su padre a causa del covid y recibieron en brazos a su hermanita recién nacida. En medio del dolor y la conmoción estas muchachas pudieron ver como los sanjuaninos se unieron en una red solidaria para poder brindarles su ayuda en este momento. 

Este relato que parece salido de un libreto de cine es la vida de los Guevara, una familia trabajadora de Rawson que terminó destruida en medio de la pandemia. Rodolfo Guevara el padre de familia se dedicaba a trabajar en como camionero, mientras que su esposa Cecilia arriba atendía la casa y además estaba al frente de un negocio de gastronomía que servía para ayudar a afrontar los gastos. 

Esta pareja trabajadora se las arreglaba para poder dar sustento a Tamara de 19 años, Giuliana de 17 y Mía de 11 años. Además hace pocos meses Cecilia se embarazó de quién sería su cuarta hija: Martina.

Siempre atravesado por un contexto de pandemia y por el constante temor al contagio Cecilia debió afrontar el embarazo con algunas complicaciones que obligaron a que esta mamá tuviera que ir de manera periódica hacerse controles al hospital Rawson. La familia cree que en uno de estos controles que debió realizarse esta mamá de 38 años se contagio de covid.

El 13 de mayo pasado los médicos le confirmaron a Cecilia que tenía coronavirus y el primer síntoma que presentó fue una fuerte tos seca. Los Guevara creen que el constante esfuerzo por la tos pudo pudo haber precipitado que se rompiera la bolsa y para el lunes 17 de mayo nació Martina por cesárea.

Cecilia no pudo tocar ni besar a la niña que trajo al mundo por temor a contagiarla de covid. Todos creen que solo pudo escuchar el llanto de la nena al llegar a este mundo.

Inmediatamente después de dar a luz a su cuarta hija Cecilia fue aislada en una habitación su cuadro siguió empeorando Hasta que el 18 de mayo los médicos decidieron pasarla a terapia intensiva en donde recibió oxígeno por máscara, para el domingo 23 de mayo esta madre seguía empeorando y los médicos decidieron entubarla.

Mientras tanto, Rodolfo el esposo de Cecilia también empezó a presentar síntomas de covid. En este caso temieron por su estado ya que se trataba de un hombre de 40 años con obesidad, hipertensión y diabetes; factores de riesgo a la hora de presentar un cuadro de covid. 

Los médicos le recomendaron que se internara, pero él estaba empecinado en quedarse para cuidar a sus hijas ya que él sabía que con su mujer internada ellas quedarían solas en la casa. 

Los días pasaron con Rodolfo en casa, entre constantes llamadas al servicio de ambulancia falta de oxígeno y el temor al peor de los desenlaces hasta que, finalmente, el 24 de mayo pasado Rodolfo hizo dos paros cardíacos en su casa y murió ante la mirada de sus hijas. Pocos días después, el domingo 30 de mayo falleció Cecilia quien tampoco pudo sobreponerse al coronavirus.

Cecilia se fue de este mundo sin poder darle un beso a su hija recién nacida y tampoco se enteró de que su esposo y había muerto Ahora ambos descansan en el cementerio mientras sus hijas piensan cómo reorganizar en su vida

Con Rodolfo enfermo y sin poder realizar viajes de transportista y Cecilia también internada lo que obligó a cerrar la casa de comidas que ella regenteaba a lo que se sumaron los gastos médicos, la familia quedó en serias dificultades económicas.

Las chicas reconocieron que no contaban con fondos para salir adelante. Fue así que Brian, un joven profesor de baile, que conoce a las jóvenes se animó a organizar una movida solidaria para pedir colaboración con todo lo que se pueda para ayudar para facilitar que está jóvenes puedan volver a empezar.

En pocas horas abrieron una cuenta en un banco, además Brian te contactó con la gente de la Fundación Solydar y de inmediato se creó una red de contención para las jóvenes. Desde Solydar, Susana Mercado comentó que han recibido todo tipo de donaciones y que siguen recibiendo cosas desde pañales para bebé recién nacido, ropa para nena, mercaderías y hubo hasta empresarios de distintos sectores que se han mostrado interesados en ayudar en lo que se pueda.

"Un hombre hasta donó bolsas de cemento para poder terminar de construir la medianera de la casa de las chicas así ella se sienten más seguras", contó Susana quien agregó que muchos conocidos y amigos están atentos a las necesidades de las jóvenes para saber que pueden precisar en estos momentos y acudir de inmediato con alguna forma de ayuda.

La historia de estas chicas que quedaron sin sus padres y ahora deben criar a su hermanita pequeña llegó a todos los medios del país y conmovió a muchísimas personas. Ellas solo atinan a agradecer toda la ayuda y a mostrarse esperanzadas en que podrán volver a empezar.

Las personas que quieran ayudar en esta campaña solidaria pueden hacer un aporte económico a la cuenta que abrieron en el Banco Santander Río Número: 361698/5. En tanto que las donaciones de ropa, alimentos, pañales o leche maternizada se reciben en la Fundación Solydar en calle Mariano Moreno 270 sur en Rivadavia. 

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión