Publicidad

El Cronista > Negociación contra reloj

Ley Ómnibus: qué decía el borrador que Francos y Caputo les dieron a diputados dialoguistas

Las negociaciones entre los funcionarios del Ejecutivo y los diputados se basaron en un punteo impreso, en los que el oficialismo plasmó los cambios y modificaciones que aceptaban hacerle al proyecto. Los ítems salientes.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

La de ayer fue una jornada de negociaciones frenéticas en la Cámara de Diputados. Los popes de los bloques dialoguistas fueron recibidos en el despacho del presidente del cuerpo, Martín Menem. Allí, negociaron punto por punto la modificación de la ley que reúne 664 artículos. Los embajadores de Javier Milei cayeron al encuentro con ocho hojas impresas, que les repartieron a cada bloque. ¿Qué decían?

"Nosotros no negociamos, no modificamos la ley a ‘cambio de', eso no lo hacemos", insistió esta mañana el vocero de Presidencia, Manuel Adorni. Fue luego de que la prensa acreditada le consultara por las negociaciones que funcionarios del Poder Ejecutivo llevan adelante con los bloques dialoguistas para que la ley ómnibus llegue a buen puerto.

Publicidad

Pero lo cierto es que La Libertad Avanza sí está negociando: modificó un centenar de artículos del megaproyecto a cambio de votos. Sin el acompañamiento de los diputados de la UCR, el PRO, Hacemos Coalición Federal (HCF) e Innovación Federal, el proyecto de Ley de bases y punto de partida para la libertad está condenado al naufragio.

Es por eso que en la tarde de ayer, en medio de los rumores de que el oficialismo sesionaría mañana, sin haber acordado con los bloques "del medio", derivó en una seguidilla de reuniones en las que el asesor presidencial Nicolás Caputo y el ministro del Interior, Guillermo Francos, les llevaron sus contrapropuestas a los jefes de cada bancada.

Las cuatro bancadas salieron conformes del despacho de Martín Menem, donde se celebraron las reuniones hasta entrada la noche. Pero, como sintetizó un diputado, el futuro de la ley depende de dos cuestiones.

La primera es la redacción final del proyecto. Ayer, Caputo y Francos les acercaron un punteo a los diputados, no el articulado final, en el que cada coma importa. Eran unas copias impresas que enumeraban los cambios y modificaciones que aceptaban hacerle al proyecto. Fueron repasando, punto por punto, esos cambios con cada uno de los bloques.

Publicidad

Los diputados se reunieron con funcionarios del Ejecutivo para negociar las modificaciones.

La segunda cuestión es que Milei valide esos cambios. Mientras se llevaban adelante las negociaciones, el libertario regresaba de Davos, tras su participación en el Foro Económico Mundial.

Lo que dejó la reunión

Más allá de cómo quedará redactado el texto que el oficialismo apunta a llevar al recinto, Caputo y Francos les transmitieron las contrapropuestas a Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal (PRO); Rodrigo de Loredo (UCR); Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel López, Nicolás Massot, Emilio Monzó, Florencio Randazzo, Ricardo López Murphy (HCF) y Pamela Caletti (Innovación Federal).

Caputo y Francos les acercaron un punteo a los diputados. Eran unas copias impresas que enumeraban los cambios y modificaciones que aceptaban hacerle al proyecto. Fueron repasando, punto por punto, esos cambios con cada uno de los bloques.

Algunas de las contrapropuestas fueron en sintonía con los cambios que habían sugerido, días atrás, las bancadas. En otros casos, se ofrecieron más de una opción alternativa, que también fueron bien recibidas. Mientras que en algunos ítems quedaron más dudas que certezas.

Los puntos en duda

Entre los 664 artículos del proyecto original figura la declaración de 11 emergencias públicas y la delegación de facultades legislativas en el Poder Ejecutivo en cada una de esas materias (económica, financiera, fiscal, social, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria y social). Según dijo uno de los diputados que participó de esos encuentros, sacarían las emergencias de defensa, seguridad y sanitaria.

A propósito de las delegaciones, los dialoguistas habían planteado acotar los plazos a un año (en la ley figura dos y con la posibilidad de ser prorrogadas por dos años más, a sola firma del Presidente). En el documento de ocho páginas se insiste con que la prórroga quede en manos del Ejecutivo, algo que la oposición rechaza: la prórroga debe pasar por el Congreso.

Caputo y Francos se comprometieron a mandar la nueva redacción en el texto que esperan que llegue en los próximos días. Pero les transmitieron a los diputados que "entendían el planteo".

El otro ítem importante, que podría definir el futuro de la ley, es el de la suba de las retenciones. "Sacarían regionales, el resto quedarían", transmitió un diputado que participó de las reuniones a sus compañero de bloque. Y mostró confusión para el resto de los casos. Les confesó que "no quedó claro" qué pasaría con los derechos de exportación sobre productos industriales. ¿Ejemplo? Los libros.

Tampoco quedó claro qué pasará con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses, que el Ejecutivo busca traspasar al Tesoro Nacional. Sobre este punto también la oposición marcó algunos reparos. Quieren que las provincias sean "socias" en ese traspaso.

"Sobre eso, (Santiago Caputo) no tenía idea", dijo uno de los diputados que participó de la reunión. "Imagínate que dijo de mandarlo a que lo vea la bicameral de privatizaciones", le transmitió a otro legislador nacional. Es decir, el asesor presidencial confundió el FGS con una de las 41 empresas que el oficialismo quiere privatizar.

A propósito de esas 41 empresas que el oficialismo busca privatizar también había reparos. Precisamente, la oposición pidió que se envíe una ley por cada empresa o que las privatizaciones sean tratadas por la bicameral a la que, por error, se refirió Caputo y que fue creada en los 90's cuando se sancionó la Ley de Reforma del Estado, conocida como Ley Dromi.

¿La novedad? YPF fue eliminada del listado. Ahora figuran 40. Otras dos cosas que quedan afuera del megaproyecto son la ratificación del DNU así como también la derogación de la Ley de Azúcar.

Además, el oficialismo se comprometió a ver el costo fiscal para incluir, en el capítulo de la moratoria, un premio buenos cumplidores. A propósito del blanqueo, "sacarían lo de funcionarios y testaferros", sintetizó un diputado.

El capítulo de los gobernadores

Luego de arduas negociaciones y planteos por parte de los gobernadores de provincias productoras de petróleo, tal cual resumió uno de los participantes de las reuniones, el capítulo de hidrocarburos "cambió drásticamente".

Las modificaciones fueron en sintonía con los pedidos de los caciques provinciales, vinculadas con las regalías, derechos de exportación, así como también el pedido de mecanismos que "aseguren el libre acceso de instalaciones de procesamiento y transporte para fomentar el libre acceso a mercados por parte de los productores no integrados en las distintas cuencas".

Al mismo tiempo, se reformula la redacción de la ley para evitar "cualquier duda sobre las competencias de las provincias".

Los temas que quedaron "afuera"

Parafraseando al Presidente cuando enumeraba los ministerios que quedarían "afuera" de su Gabinete cuando desembarcara en Casa Rosada, fueron varios los puntos del proyecto que quedaron en el camino.

El asesor presidencial Santiago Caputo fue quien le llevó el borrador a los diputados, junto con Francos.

Entre ellos, la reforma electoral, que planteaba, entre otras cosas, eliminar las PASO y las "listas sábana". "Santiago Caputo plateó que para ellos es muy importante todo y que en marzo lo traen otra vez", dijo uno de los diputados que se reunió con él.

Misma suerte corrieron la implementación de los juicios por jurado, el tema de la pesca, que también generó diferencias con algunos gobernadores y la reforma del Código Civil. 

En cambio, los capítulos vinculados con Cultura, medioambiente, glaciares, libros, marchas, entre otros, "no quedó claro" qué pasará, transmitió uno de los participantes de los encuentros, "porque no dijeron nada". Y remataron: "Saben que pueden perderlo en el recinto pero es más ideológico".

Publicidad
Más Leídas
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS