AHORA

9 C°

Viernes

7 C° / 16 C°

Sábado

6 C° / 21 C°

Sociedad > A casi tres meses

La docente atropellada cree que “la ley debería ser más dura”

Daniela Bilbao recordó el momento del choque y también apuntó al conductor del vehículo que quedó en libertad. Aseguró que nunca se comunicó con ella ni para pedirle disculpas.

POR REDACCIÓN

13 de noviembre de 2019

El 18 de agosto la vida de Daniela Bilbao cambió para siempre. La docente fue atropellada por un Peugeot 504 mientras sacaba a su hija de su auto, estacionado en calle Balmaceda, en Rawson. El conductor se dio a la fuga y se entregó cuatro días después en Tribunales. Pasó tiempo internada y ahora está en su hogar pero los dolores siguen por lo cual también lo hacen las visitas médicas. Tras casi tres meses del hecho, hizo un pedido especial, que endurezcan las leyes ya que el hombre que la atropelló está libre.

Bilbao habló con Estación Claridad e hizo referencia a Jorge Caballero, el hombre que la chocó y escapó, dijo sintió “tristeza y bronca porque atropelló bruscamente, hizo mucho daño y ni siquiera se paró a ver si necesitaba algo, ni llamó a la ambulancia, ni fue a una comisaría”. Comprendió que pudo haberse asustado o shockeado pero los días pasaron y él nunca se puso en contacto  para ver cómo era la salud de Bilbao o para pedir disculpas por lo ocurrido. “Le preguntaría ¿por qué se fue? ¿por qué me dejó ahí?”, aseguró la mujer.

Con respecto a la libertad de Caballero, opinó que “la ley debería ser mucho más dura”. “Este hombre estuvo solo unos días en la cárcel y está libre como si no hubiese pasado nada y yo en mi casa sufriendo, esto me ha cambiado la vida, me dejó imposibilitada de trabajar, de acompañar a mis hijos a la escuela, estoy todo el tiempo en la cama, con dolores”, contó. Es que actualmente recibe hasta morfina ya que de otra manera sería imposible afrontar los dolores por lo que cree que la persona que la atropelló “debe hacerse cargo”.

Incluso, se enteró que el gobernador Sergio Uñac quiere visitarla así que va a plantearle su opinión acerca de la actual normativa y otras medidas para que disminuyan los accidentes en la zona en la que vive. “En mi casa la gente pasa volando, como si fuera una carrera, voy a pedirle algo para que disminuyan la velocidad como carteles o lomos de burro”, contó.

El recuerdo del día del accidente

Bilbao poco recuerda del día del siniestro vial. En su mente está el momento en el que estacionó el auto frente a su casa, dio la vuelta caminando para bajar a su hija y la silla se trabó, algo que ella considera que fue un “milagro”. “Yo hacía fuerza y no salía, se había trabado, desde ahí ya no me acuerdo más nada, perdí la conciencia, los médicos me dijeron que entré en shock”, recordó.

Los vecinos y su esposo fueron los primeros en auxiliarla. “Ellos dicen que yo hablaba con ellos, que les decía que me dolía la pierna pero que estaba bien, pero yo no recuerdo absolutamente nada del accidente”. Una de las juezas se aceró a hasta el sanatorio en el que quedó internada, le contó lo que había ocurrido y le mostró imágenes: “La verdad que viendo las fotos fue increíble haberme salvado”, dijo Bilbao.

Su presente

Actualmente sigue recuperándose pero ya está en su casa con internación domiciliaria. Tanto su familia como los médicos creen que tuvo “mucha suerte”. “Me explicaron que las vértebras y todos los huesos que se me han quebrado no me han tocado la médula así que he tenido gran suerte porque podría estar en silla de ruedas”, cerró la docente.

Fuente: Estación Claridad.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?