Publicidad

Provinciales > El aguante por una entrada

La odisea de unos y el calvario de otros: cómo fue conseguir un ticket para ver Argentina-Brasil

Horas de espera, corridas, falta de agua y el agobiante calor, la sensación de los hinchas sanjuaninos y el país en la espera para ver a la "Scaloneta".

15 de noviembre de 2021

El cielo albardonero castigó a los hinchas de todo el país en una jornada despejada y con mucho sol en lo que fueron los últimos instantes de la venta de entradas para ver Argentina-Brasil en el Estadio San Juan del Bicentenario. Pero el clima festivo por la presencia de la albiceleste en la provincia y la alegría flotando en el aire de aquellos que, tras casi 24 horas de espera pudieron conseguir su entrada, se vio por momentos opacada con una organización que los hinchas calificaron como “un papelón”.

“Hicimos 13 horas de fila para conseguir entrada y la conseguimos. Gracias a dios la espera valió y se logró. Es la primera vez que vamos a ver a la selección y contra Brasil. Y la primera vez que vamos a ver a Messi”, dijo Laureano Peralta a DIARIO HUARPE de Marcos Juárez, Córdoba.

Publicidad

Laureano y su hijo, Genaro, llegaron desde Marcos Juarez, Córdoba, para ver a la Argentina y Messi. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE

Cerca de 30.000 sanjuaninos y futboleros de todos los puntos del país comenzaron a congregarse desde las primeras horas del domingo en los alrededores del  Circuito San Juan Villucm para comprar el pase que les dará la oportunidad de presenciar el duelo entre el campeón de américa de Scaloni y el subcampeón de Tité el próximo martes a las 20.30. Desde Usuhaia a Jujuy,  familias enteras, grupos de amigos, y algún que otro aficionado solitario, llegaron hasta las taquillas ubicadas en la pista albardonera para presenciar el “clásico de américa”. Para las 14 del lunes, las entradas ya se habían agotado.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Una de esas historias es la de Franco, un tucumano de 31 años que llegó desde Ranchillos, la capital tucumana del carnaval, para conocer, aunque sea a la distancia, a su ídolo: Lionel Messi.

Desamyos y deshidratación, fueron los principales problemas en las largas filas bajo el sol. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE

“Gracias a Dios tengo la entrada en mano para ver a mi ídolo, que es Messi. Tengo un tatuaje de él también. Lo que parecía imposible se dio, así que estoy más que contento. Aunque sea me gustaría verlo del córner desde donde sea, lo importante es entrar a la cancha”, dijo el tucumano cansado.

Él, como muchos otros, llegó durante la mañana de este lunes tras un largo viaje en automóvil colmado de complicaciones, desde demoras en controles hasta una goma pinchada. Pero el sueño de ver al mejor jugador del mundo y estar presente en la que será una jornada inolvidable anuló cualquier contratiempo, incluso, el del impiadoso sol sanjuanino.

Publicidad

Desde la Secretaria de Estado de Seguridad y Orden Público confirmaron a DIARIO HUARPE que para las 20.00 del domingo, tras el cierre de las elecciones, ya había alrededor de unas 10.000 haciendo fila que alcanzaba los seis kilómetros entre fanáticos a pie y vehículos. Esto obligo a la Policía a aumentar el número de efectivos en el lugar, que eran unos 450 de todas las divisiones y jurisdicciones.

Un clásico: la venta de camisetas en los alrededores de la venta de tickets. Los precios oscilaban entre $1.100 para niños y $1.300 para adultos. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE

Sin embargo, ni la fuerte presencia de la fuerza pudo evitar desmanes y para cuando abrieron el vallado alrededor del circuito se produjeron empujones y avalanchas. Y si bien la venta de los boletos estaba prevista para las 9 del lunes, finalmente iniciaron alrededor de las 23.45 del domingo.

Uno de los que estuvo dentro de la corrida por un puesto para ver a la selección fue Jonathan. Nunca imaginó que de estar en su tranquilo Rio Grande, cerca de Usuhaia en Tierra del Fuego hace dos días, estaría corriendo por una entrada para ver a la “Scaloneta” en Albardón.

Alrededor de unos 450 efectivos policiales se desplegaron en el punto de venta del circuito. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE

“Primera vez que voy a ver a la Argentina y capaz que ultima porque estas cosas no se repiten. Supercontento de conseguir una entrada teniendo en cuenta que venimos de tan lejos y con todo lo que paso. No tenía mucha esperanza porque había mucha gente pero después empezó a avanzar y tuve que correr. Fue una linda experiencia”, expresó risueño el fueguino.

Con capacidad hotelera llena y a la espera de las dos selecciones más ganadoras de Latinoamérica, los reflectores del mundo ponen el ojo en San Juan en lo que será un choque de figuras mundiales encabezadas por Messi y Neymar en otro paso más rumbo al mundial de Qatar 2022.

La “mala” organización, en boca de todos

Otro protagonista de la larga fila y espera fue el comentario de los hinchas en lo que se refiere a la organización por parte del gobierno para la adquisición de las entradas y el trato que el público tuvo por parte de la misma durante la noche del domingo y el lunes, donde se vendieron las últimas entradas.

“Fue un desastre, gente que corría, avalanchas, empujones.  La gente se desmayaba y la seguridad no hacía nada, los policías solo miraban. No había médicos ni nada”, dijo Agustina a DIARIO HUARPE, oriunda de Las Heras, Mendoza. Llegó a San Juan junto con su primo, Gastón, quien también apuntó contra los responsables del orden y la venta.

Falta de agua, amontonamientos y deshidratación, las quejas de la gente la hacer la fila. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE

“Me llevo la sensación de que la gente se fue disconforme con la organización. Me encontré gente que vino de Jujuy, Neuquén y otros lados en un viaje infernal y la pasaron mal. Pero nos vamos felices a pesar de que se corrió y nos lastimamos pero nos vamos con entrada”, cerró el mendocino.

Por otro lado, otros hinchas denunciaron que en el lugar no les repartían agua y que a veces los mismos policías les convidaban de sus botellas. Así también, muchas personas que tenían agua a su disposición le convidaban a otras personas que la necesitaban. Y a pesar de que durante la mañana de este lunes se podían avistar baños químicos, la gente en la fila dijo que no hubo durante el domingo en la tarde y noche.

“Muy mala organización. Nosotros estamos desde la dos de la tarde del domingo y recién salimos (NdR: las 11 del lunes). Sin agua, sin baños. Los baños químicos recién están acá en la entrada pero antes nada. Una vergüenza”, se quejó Esther de Pocito, que fue a sacar una entrada para ella y su nieta.  

A pesar de los contratiempos, unos 25.000 hinchas cumplirán su sueño en suelo sanjuanino de ver a Messi y a la ya mundialmente famosa “Scaloneta” en acción en el Estadio San Juan del Bicentenario en una jornada que para algunos fue una odisea con final feliz y para otros, que se fueron sin entrada, un calvario para el olvido.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad