Publicidad

El Cronista > FMI

Gasto, energía y tasas: las razones detrás del mega paquete económico del Gobierno

Se presentó tras la revisión del FMI y a la espera del visto bueno del directorio. La proyección de inflación subió al 62%, se reorganizan subsidios y mejoran tasas. La estrategia para acumular reservas, al centro.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

El Gobierno presentó un paquete de medidas con la actualización del Presupuesto, la segmentación de tarifas y una suba de tasas coordinadas entre Economía y el Banco Central con las que busca dar una señal a los mercados y actores económicos. En ese esquema, también revisó la inflación proyectada a 62% para fin de año, 14 puntos más de los que había indicado el acuerdo con el FMI firmado en marzo, que marcaba un máximo de 48%.

Los supuestos mantienen el crecimiento del 4%, mientras que en términos del dólar, fuentes oficiales indicaron que se buscará que esté alineado al objetivo de acumulación de reservas. El tipo de cambio evitará los saltos bruscos.

Publicidad

En el Gobierno explican que se tomaron las medidas por el impacto del shock de la guerra y el Presupuesto busca registrar la estacionalidad del gasto por los mayores precios internacionales de energía. En la ecuación con la suba de commodities alimenticios, las fuentes oficiales consideran que se netea el impacto de gastos e ingresos.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Por qué ahora: el rol del FMI

Las medidas buscan generar consistencia al programa económico para la baja de la inflación y fortalecer la acumulación de reservas. Los anuncios llegaron ahora porque era necesario negociarlo con el FMI: las metas anuales sigue pero las trimestrales cambian. 

El directorio del FMI revisará lo acordado con el staff el próximo viernes 24.

El directorio del Fondo analizará el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los técnicos del organismo el próximo viernes 24. En lo acordado estarán las nuevas metas trimestrales para adelante y de lograr la luz verde, evitaría la necesidad de un waiver. La próxima revisión se espera para agosto/septiembre.

En la secuencia, había que lograr el acuerdo con el staff, para asegurar que no peligrara el programa financiero, que depende de los desembolsos del FMI. La semana que viene vencen u$s 3800 millones y el segundo desembolso por u$s 4100 millones llegará después, pero el Central tiene los DEG suficientes para hacer frente al compromiso.

Publicidad

"Estacionalidad" es la palabra clave en los cambios que se negociaron con el Fondo y en el Gobierno consideran que el mayor impacto estará en este segundo trimestre, y en parte del tercero. Por eso las metas anuales se mantienen: déficit fiscal de 2,5%, acumulación de reservas por u$s 5800 millones y el financiamiento monetario del 1% del PBI.

Política monetaria

En ese marco, la política monetaria tiene que adaptarse al shock inflacionario, detallaron en el Gobierno sobre la medida de aumento de tasas en 3 puntos del Banco Central, bajo el objetivo acordado con el FMI de que las tasas reales lleguen a ser positivas. Además, apuntan a captar más ahorro público, mientras que el impacto en el financiamiento productivo aparece como marginal.

Por otra parte, en términos de reservas, el Gobierno espera que la mejora en las tasas genere incentivos para la liquidación de los exportadores en un contexto donde "la estacionalidad juega en contra" por la concentración de las compras de energía. Además, se espera llegar a un acuerdo con el Club de París este mes, que permitiría ampliar el financiamiento bilateral, mientras que se mantiene la estimación de que los bancos multilaterales aportarán un 0,4%, aunque habrá retrasos. Los u$s 500 millones que se esperaban del BID este trimestre pasarán al próximo.

Prioridades

La modificación del Presupuesto fija prioridades de gasto que incluye los subsidios económicos en general y los energéticos en particular. El impacto previsto de la segmentación es una baja del 0,05% del PBI, muy por debajo del 0,6% del PBI que marcaba el acuerdo con el Fondo Monetario.

El refuerzo de Anses fue uno de los programas prioritarios por el impacto de la inflación.

El refuerzo de Anses fue uno de los programas prioritarios por el impacto de la inflación

Por otra parte, para la meta del 2,5% de déficit del PBI, se estima que los ingresos crecerán por arriba del 60% mientras que el gasto avanzará un 59/60%. El gasto de capital se mantendrá en línea con 2021, con una inversión de 1,6% del PBI de la administración nacional, que en general marcaba 2,2% del PBI.

Inflación y emisión 

Uno de los ejes a cumplir para llegar al objetivo de inflación del 62%, que se reconoce "ambicioso" es mantener el financiamiento en el mercado local, tras la corrida contra los bonos CER. 

El Ejecutivo analiza "opciones y variantes" y confía en el diálogo que tiene con el mercado. En ese sentido, destacaron que "hay que mostrar consistencia", y remarcaron que en la última licitación, el Gobierno mejoró la tasa "en línea con lo que movió el BCRA". 

 

Por Patricia Valli

Publicidad
Más Leídas
Publicidad