Publicidad

Judiciales > Justicia

Hermano de Julián Gil zafó de la condena, pero deberá donar $500.000 a organizaciones

El hombre pasó por el Sistema Especial de Flagrancia donde recibió una probation. 

POR REDACCIÓN

18 de agosto de 2022

El hermano del exintendente de Caucete, Julián Gil, zafó de ser condenado por la tenencia ilegal de armas de fuego de uso civil, pero deberá pagar un alto precio. Un juez de Flagrancia ordenó que David Marcial Gil pague como reparación simbólica $500.000, monto que irá destinado a organizaciones solidarias.

El hombre cayó detenido el 5 de agosto pasado tras un allanamiento realizado por la Unidad Rural Nº 3 de Caucete ordenados por la jueza de Paz de aquel departamento, Luciana Salvá. Los efectivos y la Justicia le encontraron 400 kilos de carne de dudosa procedencia, dos armas de fuego y municiones sin la debida autorización.

Publicidad

En el lugar funcionaba un hotel alojamiento clandestino y la venta de carne ilegal, según determinó la Policía. El domicilio está ubicado en calle La Plata y Rastreador Calivar, en el departamento del este.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Las armas fueron encontradas en una de las habitaciones que el hombre utilizaba para pernoctar. Cuando las autoridades le preguntaron si tenía documentación, Gil respondió que no, por eso quedó arrestado.

Ante esa situación, Gil consiguió esta semana una suspensión de juicio a prueba por dos años, es decir, una probation. El hermano del exintendente de Caucete zafó de ir a juicio y de ser sentenciado.

Gil deberá abonar $500.000 destinados a la Asociación Fundame y Guerreros por la vida San Juan. Además, hará tareas comunitarias no remuneradas por el plazo de 80 horas repartido por cuatro meses.

Publicidad

La situación con la carne aún no se resuelve. El legajo por esa causa se tramita en el Juzgado de Paz de Caucete. 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad