¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

28 C°

Viernes

19 C° / 33 C°

Sábado

18 C° / 32 C°

El Cronista > Información general

Paso a paso, así Andreani guarda y reparte las vacunas contra el coronavirus

El Cronista visitó una de las plantas de logística donde se realiza este proceso. El paso a paso de una operación que involucra tecnología de punta para la trazabilidad y la conservación de la cadena de frío.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

12 de enero de 2021

En su llegada a la Argentina el 24 de diciembre, casi como un regalo navideño, las primeras 300 mil dosis de vacunas Sputnik V fueron recibidas y transportadas en camiones del grupo logístico Andreani. 

La firma posee plantas especializada en productos farmacéuticos, que -salvo por el color rojo de sus vehículos y logos- bien podrían pasar por laboratorios de especialidades medicinales. 

Es que en el pabellón CyPE (Canales y Productos Especiales) de Andreani en Benavídez, provincia de Buenos Aires, las normas de bioseguridad, las cámaras de frío, los sistemas de flujo de aire unidireccional (para evitar la contaminación), y el hecho de que la mayoría de quienes la operan son farmacéuticos hacen de esta planta de almacenamiento y acondicionamiento secundario de medicamentos una “embajada de los laboratorios”, como la describe Santiago Zumárraga, Gerente de Operaciones CyPE.

En este pabellón, de 25 mil metros cuadrados dedicados a productos farmacéuticos, se procesan 400 millones de unidades por año, el 60% del mercado de farma, dice Lucas Capuano, director comercial del segmento Salud. 

Y en uno similar, ubicado en la localidad de Avellaneda (que por razones de seguridad no se puede visitar), se almacenaron y acondicionaron las 300 mil dosis de Vacunas Sputnik V que llegaron al país. 

El proceso, según explica Capuano, fue el siguiente: “Las dosis arribaron a Ezeiza en 56 thermopallets (cajas especiales de material aislante) y fueron retiradas en tres camiones refrigerados y especialmente acondicionados para almacenar productos biológicos entre -18°C y -30 °C". La vacuna Sputnik requiere para su conservación entre 2 y 8°C.

Una vez en la planta, los productos fueron ingresados al sistema de stock para su almacenamiento “en cuarentena”. Para esto, se reacondicionaron los pallets con medidores de temperatura calibrados, dentro de una “cámara de frío” con una temperatura de -20°C.

Una vez recibida la autorización de ANMAT y el Ministerio de Salud, se quitaron las vacunas de cuarentena y se avanzó en la preparación de los lotes de dosis para cada provincia. 

Para esto las vacunas se introdujeron en conservadoras de frío de 60 litros de capacidad, cubiertas por “placas eutécticas” (un material refrigerante de alta eficiencia), a una temperatura de entre -18°C y -30°C. Cada una identificada con un rótulo externo que indica: destino, número de remito, número de conservadoras a entregar, peso, fecha y hora del vencimiento de la cadena de frío. 

Andreani se ocupó de distribuir los lotes de vacunas hacia 35 destinos en 24 provincias. La mayoría por tierra, y a cuatro localidades (en los extremos Norte y Sur del país), por vía aérea. “Nosotros entregamos las vacunas en cada destino asignado por el Ministerio de Salud. A partir de allí, cada autoridad sanitaria provincial se ocupó de hacer llegar las vacunas a los hospitales y centros de vacunación correspondientes, salvo en la provincia de Santa Fe, donde nos ocupamos también de la última milla”, comentó Capuano. 

Un aniversario y una donación

A mediados de 2020, representantes de Andreani, y en virtud del 75 aniversario de esta empresa familiar fundada en Casilda, Santa Fe, se contactaron con la presidencia de la Nacioń y ofrecieron formalmente donar la distribución de 30 millones de dosis de vacunas correspondiente a la partida de AstraZeneca -uno de cuyos componentes está fabricando también en Benavídez el laboratorio nacional mAbxience- usando sus cámaras de frío de 2° a 8°C. 

“Este es un servicio que habitualmente brindamos a nuestros clientes de la industria farmacéutica y del cual tenemos suficiente experiencia y conocimiento como para llevarlo a cabo”, afirmó Liliana Kuharo, Gerenta de Aseguramiento de la Calidad y Asuntos Regulatorios. Posteriormente, la firma fue convocada por el Ministerio de Salud a una reunión virtual junto a otros operadores logísticos especializados en cadena de frío, en la que se informó la llegada de la Sputnik V. “Al confirmarse este envío, decidimos ofrecer también la donación de las 300.000 dosis que llegaron el 24 de diciembre”,comentó por su parte Verónica Zampa, gerenta de sustentabilidad . El Estado Nacional aceptó la donación a través de la resolución Nr 2020-2710-APN-MS.

“El compromiso de almacenar y distribuir 29.700 millones de dosis restantes sigue en pie, mientras se realiza una licitación pública para cumplir con esta tarea, de la que Grupo Andreani también está participando”, destacó Kuharo.

Inversiones y apuesta a la Economía del Conocimiento 

El predio donde se ubica la planta de Canales y Productos Especiales de Andreani ocupa una superficie total de 60 mil m2, de los cuales 25 mil están dedicados a Farma y 5 mil de ellos a productos biológicos (de alta tecnología y valor agregado, como medicamentos oncológicos y biofármacos), que requieren máximas normas de bioseguridad y calidad. 

Para esto, cada laboratorio cliente (Roche, Genzyme, Amgen, Abbvie y AstraZeneca) tiene su oficina (“embajada”) y personal propio dentro del predio de Andreani. La inversión en esta planta de farma fue de unos 5 millones de Euros y se inauguró en 2018. 

Pero no se trata de la única apuesta de la firma comandada por Oscar Andreani. Al ritmo de la expansión del comercio electrónico, que crece a tasas de dos dígitos desde hace un lustro y en 2020 con la pandemia explotó en cantidad de unidades y de rubros, el grupo invirtió el equivalente a u$s 5 millones en equipamiento para su planta CIT (Central Inteligente de Transferencias) hace dos años. “Estaba pensada para ampliar la capacidad para los próximos cinco años, pero ya en 2020 la completamos, fue enorme el crecimiento del rubro”, confirmó Horacio Camiletti, Gerente de Procesamiento y Cross Dock. Actualmente, la capacidad del predio, de 150 metros de largo por 50 de ancho (casi dos manzanas), es de 8 mil bultos/ paquetes por hora que ingresan y son clasificados para ser distribuídos a todo el país. 

La inversión no solo incluyó la importación de máquinas clasificadoras “sorters” sino el diseño de máquinas propias y el desarrollo de un software propio para la gestión logística y de trazabilidad de los envíos. 

Actualmente, unas 200 personas trabajan en el equipo de informática de Andreani, y “la compañía está analizando crear una empresa nueva dentro del grupo, especializada en este tipo de desarrollos, no sólo para proveer a las distintas unidades de negocios, sino a otras compañías, e incluso exportar servicios”, comentó Verónica Zampa ante una consulta de esta cronista. La nueva compañía, especializada en servicios tecnológicos, podría aprovechar los beneficios de la nueva Ley de Economía del Conocimiento. La inversión y un aumento de la dotación de personal especializado en tecnología, están previstas para este año.

 

Por Gabriela Enskinck

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.