¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Provinciales > La historia de Gonzalo

Quedó en coma y sin esperanzas de sobrevivir tras sufrir un siniestro vial, pero rezaron por él y ocurrió un milagro

Con 20 años, estuvo al borde la muerte tras chocar con su moto. Cinco días después del peor pronóstico, el joven sigue con vida y en una sala común

Gonzalo Páez es el tercero de cuatro hermanos varones. Foto gentileza.

POR REDACCIÓN

23 de octubre de 2021

Un hombre de 20 años sufrió un fuerte choque con su moto el domingo pasado en Rawson y por la gravedad de sus lesiones, quedó en coma al borde la muerte por una complicación en sus pulmones. Su familia recibió un parte médico poco alentador, sin embargo, se encomendó a las oraciones de los amigos y conocidos de Gonzalo. Finalmente, el milagro ocurrió, el joven despertó cinco días después del siniestro. Su historia. 

Gonzalo Paez es albañil y el tercero de cuatro hermanos varones. Hasta sufrir el accidente trabajaba con su padre. Franco, su hermano, contó a este medio que el domingo pasado, Día de la Madre, sufrió un choque con su moto en calles Doctor Ortega y Francia. Era de madrugada.

Foto gentileza.

El joven se encontraba con amigos en una casa, pero decidió regresar a las 00 a su vivienda para saludar a su mamá y darle su regalo. Luego emprendió la vuelta a la juntada, donde en el trayecto sufrió el fuerte siniestro que lo dejaría en terapia intensiva del hospital Guillermo Rawson.

Lo conectaron a un respirador artificial porque tenía problemas en los pulmones. Los médicos cuando hablaron con los Paez, no dieron muchas esperanzas de vida, sin embargo, Franco reveló que se encomendaron a la oración de todos.

Gonzalo (derecha) junto a su familia. Foto gentileza.

Inmediatamente, en las redes sociales, se replicaron mensajes para pedir por la salud de Gonzalo. De manera particular o en grupo, los conocidos del joven rezaron. Según contó su hermano se ofrecieron voluntarios a través de los mensajes de WhatsApp, otros se juntaron en la puerta del hospital para orar. A su vez, una Iglesia Evangélica del barrio La Estación ofreció una misa por el motociclista. 

Todo dio resultado. El martes desconectaron del respirador a Gonzalo para ver cómo reaccionaban sus pulmones, a tal punto que días después, no solo que funcionaban, sino que además el joven albañil despertó y pudo ver a los suyos. 

Foto gentileza.

Gonzalo ahora se encuentra internado en una sala común del hospital, con dolores de cabeza apenas. De acuerdo a lo que contaron desde su entorno, se encuentra fuera de peligro gracias a un milagro. El joven se encuentra feliz con su peluche de Naruto, el personaje de anime que admira y duerme tranquilo después de la pesadilla que sufrió y que tuvo en vilo a su familia por cinco días. 

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión