Publicidad

Judiciales > En Rivadavia

El médico condenado por múltiples casos volvió a caer por atender pacientes

El médico condenado por múltiples casos volvió a caer por atender pacientes. La primera vez fue en el año 2022, en el mismo lugar. 

10 de mayo de 2024
Celestino Elías Porra cumple condena bajo prisión domiciliaria en su casa, donde además ejerce la medicina de manera ilegal. 

El médico peruano Celestino Ambrosio Elías Porra una vez más fue noticia. El profesional condenado por múltiples abusos sexuales a pacientes y otros delitos cayó nuevamente por atender pacientes a pesar de tenerlo prohibido en su casa de Rivadavia. La primera vez que descubrieron al hombre, que cumple prisión domiciliaria, fue en el año 2022, por la que recibió una pena de 10 meses de cárcel, que se le sumó ya a los 10 años que tenía en su prontuario por diferentes ultrajes. Ahora, si un juez de ejecución penal lo decide, el hombre podría ir al penal de Chimbas, según indicaron fuentes judiciales a DIARIO HUARPE.

Al médico lo atraparon de una manera absurda. El profesional de 75 años expidió un certificado médico a un aspirante de la Policía de San Juan que se atendió con él e incluso le cobró la consulta mediante una transferencia de Mercado Pago. Este documento llegó a las manos de las autoridades encargadas de la salud de la fuerza y cuando notaron quién había sido el médico de la firma, hicieron la denuncia. 

Publicidad

La UFI Delitos Especiales intervino en el caso, es más, intervino el mismo fiscal que en el 2022, Iván Grassi. Tras tomarle testimonio al aspirante de Policía, el funcionario solicitó a un juez de garantías un allanamiento en la casa de Porra, situada en el barrio Parque Rivadavia Norte. Según confirmaron, este viernes 10 de mayo de 2024 por la mañana, el equipo de fiscales y policías secuestraron allí remedios, recetas y un sello con el nombre del profesional y la matrícula profesional. Algo anecdótico para los investigadores fue que cuando llegaron a la casa, una mujer estaba por entrar al consultorio ilegal para atenderse. 

Porra es un médico muy reconocido en la provincia, pero por sus antecedentes delictivos que fueron uno más grave que el otro. El profesional recibió su primer castigo de un año de prisión en suspenso por manosear a dos pacientes durante consultas médicas diferentes. Posteriormente a eso recibió una nueva denuncia, pero dentro de la Justicia Federal. El Tribunal Oral Federal lo condenó a tres años de cárcel sin encierro por haber emitido un certificado falso de muerte de una bebé para luego entregársela a otra mujer amiga de él, a la que le hizo también un comprobante falso de parto. 

La tercera sentencia fue por un hecho más terrible. En abril del 2022, el juez de garantías, Eugenio Barbera, lo condenó a seis años de cárcel por el delito de abuso sexual con acceso carnal. El hombre, mediante un juicio abreviado, aceptó que le introdujo los dedos en la vagina a una paciente de 23 años, sin su consentimiento, en medio de una consulta. 

La cuarta y última condena fue en noviembre de ese mismo año, por violar una orden judicial. El hombre tenía prohibido atender pacientes, pero lo hizo igual. Por eso, recibió una pena de 10 meses de prisión que se sumaron a los 10 años de cárcel que ya purgaba en su casa bajo la modalidad de domiciliaria. Ahora ese monto se puede incrementar con esta nueva denuncia, es más, un juez de ejecución penal lo puede mandar al penal de Chimbas por su rebeldía. 

Publicidad
Publicidad
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS