Publicidad

Cultura y Espectáculos > ENTREVISTA

Juan Del Barrio: "En el grupo está el espíritu de Los Abuelos"

El tecladista de la Los Abuelos de la Nada habló con DIARIO HUARPE y contó cómo se gestó el regreso de la histórica banda.

01 de agosto de 2022

El viernes 5 de agosto llegarán por primera vez  Los Abuelos de La Nada a San Juan con su nueva formación, luego de la muerte de su histórico líder Miguel Abuelo. El conjunto se encuentra integrado por Gato Azul Peralta (hijo del ex cantante) y con la presencia de integrantes de la banda original como Juan Del Barrio (dirección musical y teclados), Kubero Díaz (guitarra y voz) y Jorge Polanuer (saxo y voz). Además, se encuentran Sebastián Peyceré (tal vez uno de los mejores bateristas de Argentina), Alberto Perrone (bajo) y Frankie Langdon (voz), Catalina Del Barrio y Florencia Beraza (coros). El recital será en Hugo Espectáculos y las entradas pueden adquirirse en tuentrada.com.

DIARIO HUARPE habló con Juan Del Barrio, tecladista del grupo y quien formó parte del conjunto cuando Miguel Abuelo estaba en la cúspide de su carrera. Del Barrio, también fue parte de otras bandas históricas como Sueter y Sipinetta Jade, donde compartió escenario con Luis Alberto Spinetta.

Publicidad

Incluso participó en el recital de “Spinetta y las bandas eternas” en el 2009, donde interpretó junto al Flaco "Sombras en los álamos" y "Alma de diamante". Del Barrio adelantó que en el show habrá proyecciones y una técnica de excelencia para disfrutar de los clásicos de Los Abuelos.

Del Barrio es el tecladista de Los Abuelos de la Nada. Foto: gentileza.

-¿Cómo fue el nacimiento de este regreso de Los Abuelos de la Nada?

-Al principio, obviamente la tristeza de perder a Miguel frustró los proyectos de la banda. Luego nos planteamos la necesidad de continuar con Los Abuelos de la Nada, porque son como una entidad que está bueno que exista. En el grupo está el espíritu de Los Abuelos que es lo copado. Se trata de la alegría, lo festivo y toda la energía polenta por los temas que ya de por sí tienen esa marca. La verdad que la estamos pasando muy bien.

-¿Cómo es la reacción de la gente? Seguro que a muchos les trae recuerdos porque marcaron a una generación

-Por un lado, están los que vienen con esa intención de rememorar y disfrutar esos años. Pero, también viene gente más joven. Entienden a Los Abuelos de la Nada como una buena banda de música, más allá de las letras de Miguel. Se acercan porque es un buen show.

Publicidad

-¿Cómo vos viviste esa época en la que formaste parte en Los Abuelos de la Nada?

-Para mí es una continuación de eso mismo que te dije, es difícil explicarlo. Lo que no puedo explicar es ese espíritu y energía que está en el escenario entre nosotros. Es la misma que existía antes. En determinados momentos se arma una telepatía porque los músicos tocan en el mismo momento. Es algo increíble como hacemos para hacer esa sincronización, como si fuera una energía que compartimos y manejando la misma frecuencia.

-En los 80 había un ambiente donde estaban en auge grandes bandas y músicos como Virus, Luis Alberto Spinetta, Charly García, que también adoptaron una impronta pop.  En ese momento, ¿De qué forma lo percibiste?

-Era un momento especial. Los ochenta en Argentina fueron como un bálsamo de alegría después de años difíciles. Esas bandas aparecían en un contexto en el que salíamos de un momento jorobado y oscuro.

Me quedó eso, la alegría y la intensidad. Eso es lo que transmitían los grupos de la época.  Fue como un aire nuevo, a pesar de todo lo malo que nos pasaba como país, había momentos de alegría.

Juan Del Barrio cuando integraba Spinetta Jade. Foto: gentileza.

-Vos integraste varias bandas icónicas como Suéter, Spinetta Jade, entre otras, ¿Cuál fue la que más te marcó?

-En el sentido de sentir que soy un generador de movimiento y de fiesta son Los Abuelos. La banda nació en una época medio rara donde venía el hippismo y el rock. Era toda una corriente con una pretensión de disfrutar la vida de otra manera.

 Nos quedó esa marca porque lo vivimos con mucho placer. La pasamos bien nosotros y tratamos de compartirlo con la gente.

-¿Escuchás músicas de la nueva generación, como el indie o el trap?

-Toda expresión artística es válida. Partamos de esa base. Después a uno le puede gustar una cosa u otra. Una cosa es irte a vivir a la calle con una carpa y te la arreglas. Después está la construcción de una catedral. Una carpa la hace cualquiera, una catedral no la hace cualquiera.  Es decir, para lograr determinados objetivos el esfuerzo debe ser mayor, hay que estudiar y concentrarse.

Hace poco sacamos el disco "Los Abuelos de la Nada y amigos" donde participan artistas nuevos. Son músicos de otra generación y, sin embargo, los invitamos a que formen parte. Este disco está hecho con los clásicos de Los Abuelos de la Nada. Muchos no son del palo del rock y, pese a esto, participaron con mucho respeto, cariño y profesionalismo.

Nuestra idea es ampliar el rango estilístico. Los Abuelos de la Nada nunca tuvieron un estilo musical definido. Vas a encontrar un reggae rock, pop o una balada dentro de esa heterogeneidad.

Del Barrio asegura que harán un gran show en la provincia. Foto: gentileza.

-¿Te llevas bien con la era digital y la forma de escuchar sin el álbum como formato relevante?

-Como músico es bueno. Antes sacar un disco era un proceso más tedioso y complicado. Hoy en día es más fácil. Yo trabajo en producción con la compu. Si quiero lo hago al disco en mi casa y subo un solo tema. Desde ese punto de vista es muy práctico.

-Por último, ¿Cómo era Miguel Abuelo?

-Miguel era un gran poeta y un tipo piola. Siempre estaba con un parlantito en la mano escribiendo alguna cosa.  Esa poesía la transformaba en canción y después arriba del escenario era fuera de serie. Generaba una atracción y un carisma tremendo.

Un tipo muy piola, muy buena persona, muy emprendedor y muy motivador. El tipo te movilizaba todo el tiempo y, además, era muy generoso en ese aspecto también. Sabía que si cada uno de los integrantes brillaba, la suma total de esos brillos iba a ser mayor.

El trabajo en las bandas de rock es comunitario. No es que viene alguien a decir hay hacer esto o cómo hacerlo.  En el caso de Miguel tenía una idea y sabía cómo desarrollarla. Además, era un tipo muy responsable, muy ordenado y exigente.  Ensayábamos mucho y, además, como Charly y Spinetta, son personas con mucho magnetismo y carisma. Eran tipos muy audaces. Ellos la inventaron y corrieron un riesgo.

Publicidad
Publicidad