Publicidad

El Cronista > Bolsillo

La carne pierde frente a la inflación, pero el mercado ya le puso fecha a un nuevo aumento

Su precio viene muy retrasado respecto de otros alimentos. Qué se puede esperar para los próximos meses de un segmento clave para la inflación.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

Según los últimos informes, la inflación interanual alcanzaría el 117,6% a fin de junio mientras que la carne vacuna con aumentos acumulados de 70%, en los últimos 12 meses, según datos del Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina, ya pierde 46%.

Para junio, las estimaciones privadas vuelven a marcar un retroceso en el rubro alimentos que corrió al 10% en los primeros meses del año, y apuntan a la desaceleración tanto de la carne como frutas y verduras.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Según la consultora LCG, en la última semana de junio, las verduras se incrementaron 1,8%, los lácteos y los huevos 1,5%, el azúcar 1,2% y el aceite 0,5% mientras que los precios del pan, la carne y las frutas mostraron variaciones ínfimas entre 0,4 y 0,9%.

En la estimación mensual, los alimentos se encarecieron 5,6% en el sexto mes del año, lo que representa una baja de 3,3 puntos porcentuales desde el pico de mayo, de 8,9%.

En este corte, tras los picos que se registraron en el primer trimestre, también se destaca la baja incidencia de carnes (4,3%); Verduras (1%) y Frutas (0,1%).

Particularmente, el precio de la carne es uno de los que más llama la atención por el peso que imprime en la canasta de alimentos de los argentinos. "Hubo una sobreoferta en los primeros meses del año producto de la seca y no de una mayor producción de terneros, pero fue declinando de abril a junio", explicó Florencia Guitierrez de CEPA.

Publicidad

"Ya se ve retención de carne en los campos; es posible que este agotamiento de la oferta comience a presionar en los valores de hacienda y se traslade a mostrador en el último tramo del año", agregó.

Precio con fecha de vencimiento

Por un lado, el Gobierno celebra el precio de la carne que le genera un amplio oxígeno sobre el IPC y mantener con variaciones moderas el programa "Cortes cuidados", sin embargo, el sector ganadero se mantiene en alerta por las consecuencias de la sequía que obligó a rematar cabezas en un contexto de caída de precios internacionales.

"Una oferta muy alta, una demanda interna agotada, que solo se apoya en los bajísimos precios reales de la carne vacuna. Un mercado chino a la baja, con nuevas caídas en los valores pagados por la carne", resumió Ignacio Iriarte especialista en mercado ganadero.

La faena, especialmente de vacas y de hacienda liviana de feedlot, se mantendría muy alta -cerca de los récords históricos- por lo menos por tres meses más, explicó Iriarte y señaló que la expectativa de una recuperación importante en los precios del ganado se corre para el último cuatrimestre del año.

Para entonces, se espera que la oferta ganadera caiga entre 15 y 20 por ciento con respecto a los niveles actuales, que la demanda china, que supone el 75% de las exportaciones argentinas, se haya recuperado, aunque sea en parte.

La pata China

Distintos analistas indican que el mercado chino luce "desinteresado", con precios a la baja y con una influencia muy negativa sobre los negocios del enorme stock acumulado de carne importada.

En este escenario, el segundo semestre se muestra mejor en materia de precios y demanda internacional, lo que expresa la posibilidad de mejorar los precios en el mercado interno.

"De esta combinación de clima, mercados y política económica, es difícil proyectar con certeza qué puede salir", coinciden economistas, pero aseguran que tarde o temprano el mercado ganadero buscará recuperar cerca de 40 puntos perdidos contra la inflación general.

Según los datos relevados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación la producción de carne bovina creció 10% entre enero y mayo de este año, respecto a igual periodo del 2022.

En los primeros cinco meses de 2023 se produjeron 1.357.886 toneladas equivalentes a res con hueso. "El crecimiento logrado motorizó un aumento del consumo per cápita, que alcanzó los 50,44 kg en mayo; y al mismo tiempo sostuvo una dinámica de crecimiento de las exportaciones que alcanzaron las 390.209 toneladas equivalentes a res con hueso, logrando así un incremento del 13,31% entre enero y mayo, en comparación con el mismo periodo de años anterior".