¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

21 C°

Miércoles

18 C° / 33 C°

Jueves

21 C° / 35 C°

Provinciales > Falleció el sábado

El legado que dejó la primera comisaria sanjuanina tras su muerte

Se trata de Mary Cabanillas quien también consiguió que detenidas terminen el Nivel Primario, las visitas íntimas, entre otros logros.

Mary en el 2019 junto a dos mujeres que fueron sus colegas, Mirtha Dalendati y Nora Herrera. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

POR Eliana Ruiz
15 de agosto de 2021

15 de agosto de 2021

Mary Cabanillas dejó de existir el sábado 14 de agosto, pero dejó todo un legado por el cual será recordada. Se trata de la primera mujer que fue comisaría de la Policía de San Juan, quien se fue después de luchar contra el coronavirus.

No falleció un día cualquiera, lo hizo en el Día de la Mujer Policía que se conmemoró el sábado. La noticia entristeció a su entorno, pero eligieron recordarla con sus logros que no sólo fueron personales, sino que permitieron un avance de todas las mujeres en la Fuerza.

Corría el año ´93 cuando dos subalternas de Cabanillas, Norma Herrera y Mirtha Dalendati, le comentaron que les sería muy útil tener en la Alcaldía de mujeres una movilidad propia para poder trasladar a los detenidos. Esto era necesario debido a que para trasladar a las detenidas dependían de la Alcaldía de hombres.

Sabían que eran capaces de manejar los móviles policiales y además tenían carnet de conducir así que fue Cabanillas quien le transmitió este pedido a quien en esa época era comisario general. Insistió, insistió e insistió hasta que se los permitieron, pero las mandaron a hacer un curso de seis meses que los hombres no debían realizar.

Ese mismo año les dieron un patrullero refaccionado que había estado tirado en el taller de Policía, pero a ellas sólo les importaba su logro colectivo. Incluso llegaron a desfilar un 25 de Mayo manejando el auto de la Fuerza, lo cual captó la atención de todos los sanjuaninos que las vieron.

Mary recordando en el 2019 la primera vez que mujeres policías desfilaron manejando un patrullero. Foto: archivo DIARIO HUARPE.

Otro de los logros de la policía fallecida fue la autorización del uso del uniforme de combate. Antes de esto las mujeres iban a trabajar de pollera y zapatos formales, pero a veces se escapaban detenidas y tenían una desventaja a la hora de correrlas, su vestimenta, lo cual afortunadamente pudo cambiarse por su lucha.

Y no se quedó sólo con esas victorias, sino que fue por más. Gracias a ella consiguieron las visitas íntimas para las detenidas y hasta la oportunidad de que las apresadas puedan estudiar y terminar el Nivel Primario.

Una de sus subalternas, María Eva rodríguez, recordó en diálogo con DIARIO HUARPE cómo fueron los tiempos en los que trabajó con Cabanillas. “Yo trabajé con ella en la Comisaría del Menor, a veces me citaba a las cuatro de la mañana para hacer allanamientos, ella siendo mujer encabezaba todos esos operativos. Hay que recordarla por lo que hizo, lo que aportó y lo que enseñó”, dijo.

También estuvieron juntas en la sección de Antecedentes, pero el último destino de la reciente fallecida fue el de la Comisaría 24º. “Fue una mujer que abarcó todo, tenía mucho compromiso, controlaba todo en sus guardias”, recordó Rodríguez. “Hizo muchos aportes para las mujeres así que va a ser muy recordada por eso”, agregó.

Todos estos avances en la Fuerza se dieron gracias a la comisaria Cabanillas. Fueron conquistas que les permitieron a todas las que vinieron después trabajar en un ambiente más justo e igualitario. Quizás, por eso dolió tanto su partida, pero su legado quedará marcado en la historia. “Dejó huella”, cerró su colega policía retirada, María Eva Rodríguez, y con esas palabras sintetizó todo.

¿Por qué se celebra el Día de la Mujer Policía?

El Día de la Mujer Policía se celebra en honor a Érica Beatriz Bercich, la primera uniformada mujer en morir en acto de servicio.

Bercich ingresó a la Policía como agente del cuerpo auxiliar, cumplió funciones en la Dirección Judicial y en la sección de Dactiloscopia. En 1997, obtuvo el título de oficial subayudante del cuerpo de comando y fue destinada a la Compañía Motorizada.

Dos años más tarde, el 24 de marzo de 1999, cuando era encargada de turno en la Motorizada, hubo un momento en el que fue a auxiliar a sus compañeros y el auto en el que viajaba chocó contra un árbol. Horas más tarde murió.

Notas relacionadas

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión