AHORA

9 C°

Jueves

1 C° / 21 C°

Viernes

2 C° / 18 C°

Provinciales > En lo que va del año

En la provincia, un tercio de los trasplantes realizados fue de riñón

Así surge de los datos estadísticos que maneja Salud Pública. Actualmente hay 680 pacientes en diálisis, de la cual 235 están en lista de espera. Buscan incentivar la donación entre vivos. 

POR Facundo Merenda SEGUIR
27 de mayo de 2019

27 de mayo de 2019

En la primera parte del año se trasplantaron a 28 pacientes en la provincia de San Juan. De ese total, 9 fueron de riñones. Esto se debe a problemas en el sistema renal que muchas veces son detectados a destiempo por eso se recurre a este último eslabón de la cadena médica. Ya que primero se intenta prevenir, si avanza la enfermedad se adecúa a una terapia sustitutiva y si esto fracasa directamente se recurre al trasplante. Actualmente, en la provincia hay 680 pacientes en diálisis, de ese total, 235 están en lista de espera para ser trasplantados.

Según cálculos oficiales de Salud Pública, el 60% de los riñones trasplantados son de personas fallecidas y el 40% proviene de donantes vivos. “Hace un año atrás, con el impulso de la Ley Justina tuvimos un pico de donantes vivos, pero sólo fue eso. Hoy, si bien notamos un gran compromiso de algún sector de la sociedad, lo que hace falta es que más personas se animen a tomar la decisión de donar los órganos”, dijo a DIARIO HUARPE Dora Amado, quien está al frente de la Unidad de Salud Renal en San Juan.  

Un detalle importante, es que en San Juan se elaboró un registro que es inédito en el pais para el seguimiento de aquellas personas que padecen alguna patología renal. Actualmente hay 1.360 pacientes que está siendo contenidos por personal especializado para superar esta enfermedad. “Se estima que el 10% de la población tiene algún especie de enfermedad renal por la cual, en el registro siguen faltando pacientes. El compromiso es salir a buscar 10 mil personas”, sostuvo Amado.

La mayoría de las enfermedades renales atacan los nefrones. Este daño causa que los riñones no puedan eliminar desechos. Las causas incluyen problemas genéticos, lesiones o medicamentos. Usted puede correr mayor riesgo de padecer una enfermedad renal si tiene diabetes, presión alta o un familiar cercano con algún problema de los riñones. Un dato a tener en cuenta, es que el 60% de pacientes sanjuaninos que sufren estas dolencias padecen de diabetes e hipertensión. Si no es tratado a tiempo se hace crónico y esta situación  va dañando los nefrones de a poco al punto de complejizar el cuadro médico.

Claves para donar

¿Quiénes pueden hacerlo?

Cualquier persona mayor de 18 años en uso de plenas facultades mentales que, tras haber sido adecuadamente informada de los beneficios y riesgos inherentes al proceso de donación, mantiene una voluntad firme para ser considerada donante renal. La mayoría de donantes son familiares (padres, hermanos, hijos, cónyuges) aunque también pueden serlo personas con vínculos afectivos con el receptor (amigos) y raramente son donantes anónimos.

La decisión de donación tiene que ser libre de coacciones y presiones del entorno y debe ser compartida con el receptor. El órgano donado es un regalo gratuito. La ley no permite la compra ni la venta de un órgano para trasplante.

Donación en vida

Solo ante una necesidad extrema, frente a la falta de donantes cadavéricos, se plantea la posibilidad del donante vivo, debiendo existir un vínculo familiar de acuerdo a la legislación vigente. Esta alternativa se refiere únicamente al caso de trasplantes renales y hepáticos. El riñón es el órgano más común que se dona, ya que una persona puede desarrollar una vida normal con un solo riñón en funcionamiento.

También están los  trasplante cruzado. Aquí se produce un intercambio de donantes entre dos receptores que poseen donantes vivos relacionados, pero son médicamente incompatibles. Este procedimiento, utilizado en situaciones en las que no existe relación de consanguinidad o por adopción entre donante y receptor. Asegura que los jueces intervinientes extremen todos los recaudos y medidas, garantizando que efectivamente se trate de un acto de “carácter voluntario, altruista, desinteresado y solidario”.

Es importante recordar que el individuo que es valorado como idóneo para ser donante es un individuo sano desde el punto de vista médico antes de la nefrectomía, por lo que seguirá siéndolo después de la donación. A pesar de ello y como medidas de prevención y de seguridad futura hacia el donante se hacen una serie de recomendaciones y entre ellas un seguimiento médico anual.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?