¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

7 C°

Martes

5 C° / 24 C°

Miercoles

15 C° / 20 C°

Provinciales > Historias sanjuaninas

“Gallego” y “Piri”, la dupla que todos los días recorre San Juan en busca de noticias

Hace 7 años trabajan juntos. Dicen que se llevan muy bien, aunque tienen sus diferencias.

Oscar se ganó su apodo por sus raíces españolas, mientras que Alfredo cuando comenzó con su trabajo televisivo. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

POR Facundo Merenda SEGUIR
12 de agosto de 2020

12 de agosto de 2020

Cada 12 de agosto se celebra en Argentina el Día de los Trabajadores de la Televisión en honor a Santa Clara de Asís, patrona de la actividad. Ese día, como los 364 restantes del año, Oscar Rodríguez, de 45, y Alfredo Castro, de 56, caminan las calles sanjuaninas en busca de la noticia. Si bien son los ojos y la voz de la gente común que se expresa en televisión, nadie los reconoce por sus nombres, sino que popularmente son llamados por su seudónimo “Gallego” y “Piri”.

Oscar se ganó su apodo por sus raíces españolas, mientras que Alfredo se lo debe a cuando comenzó con su trabajo televisivo allá por el 2005. Rodríguez inició el año 2013 en Canal 5 Telesol, aunque tuvo su paso previo por varias emisoras radiales en la que pudo ganarse su audiencia por su calidez en la voz y la veracidad a la hora de comunicar.

El Gallego cuenta que José, su padre, le hizo un micrófono casero a los 4 años cuando jugaba a entrevistar a toda su familia: ahí se sentía pleno. Sin embargo, esa plenitud la alcanzó hace 7 años cuando junto con Castro se volvieron una fórmula irrompible. Cada tarde toman el móvil del canal y salen con la agenda para cumplir con la grilla que previamente coordinan con el equipo de noticias, más las historias que el periodista quiera retratar.

La dupla tiene muchas ventajas: se quieren como hermanos, confiesan. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

Casi siempre son puntuales y llegan antes o al mismo tiempo que se produce la información, pero algunas veces la preparación de los elementos para salir en vivo por la televisión les lleva algunos minutos más, no tan sólo con la puesta a punto de cámara y micrófono, sino también con la parte emocional del equipo que va a cubrir desde accidentes hasta eventos emotivos. Una de las coberturas que Oscar recuerda es cuando hace poquito fue a un incendio de una vivienda y se dio cuenta de que los damnificados era una familia muy cercana a él. Su congoja por ver cómo habían perdido todo la combinó con su profesionalismo y pudieron realizar el móvil.

Una de las coberturas que Oscar recuerda es cuando hace poquito fue a un incendio de una vivienda.Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

La dupla tiene muchas ventajas: se quieren como hermanos, confiesan. Algunas veces, sin embargo, cuando van en el habitáculo del vehículo discuten por el foco informativo, pero rápidamente se termina todo cuando de las dos posturas sale el consenso anhelado.  

“Para mí el Piri es un gran hermano, un amigo. Me apoyó en todo momento”, dijo Oscar. “Una virtud de él es ser muy generoso y su defecto es que es duro”, comentó entre risas el Gallego. En la misma línea se mostró Alfredo con respecto al cronista.

Oscar anhelaba llegar hasta este lugar, pero eligió la calle donde se siente más libre. Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

El momento más difícil

El 20 de julio del 2013, Alfredo vivió el peor momento de su vida. Él junto a su esposa Mónica y sus dos hijos Cristian y Walter habían ido a un festejo familiar. Antes de la medianoche, Walter decidió anticiparse a sus padres y se marchó sin saber que el destino le jugaría una mala pasada. En calle Nuche y San Miguel, departamento Rawson, el joven de 23 años perdió la vida en un accidente.

A los pocos minutos la familia pasó por el lugar y como era sábado el Piri y el Gallego estaban de guardia pasiva. Mónica se contactó con Oscar debido a que su marido iba manejando y le comentó que se preparara porque en minutos lo pasaba a buscar Alfredo para realizar la cobertura del siniestro, sin embargo las horas pasaron y Castro no pasó por Rodríguez.  

A las 4 de la mañana un mensaje cayó al celular del periodista donde su compañero le contó que la víctima era su hijo. Desde ese momento nada fue igual para el camarógrafo.  

Foto: Gonzalo Medina/DIARIO HUARPE.

El valor de la tele

El dúo destaca que la televisión “es mágica”. Oscar anhelaba llegar hasta este lugar, pero eligió la calle donde se siente más libre por estar en contacto con la gente. Con respecto al Piri, dice que la tele le cambió la vida y tampoco dejaría de recorrer San Juan en busca de más historias que contar.

Video:

 

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.