AHORA

10 C°

Miercoles

8 C° / 22 C°

Jueves

4 C° / 16 C°

Política > Bajo la lupa

El abogado Amarfil negó una estafa y aseguró que compró las tierras

Familias cauceteras lo acusan de querer quedarse con sus propiedades. Él dijo que nunca los representó, que todo es legal y que puso plata y trabajo para adquirir la mitad de los inmuebles.

POR REDACCIÓN

16 de marzo de 2019

Un día después de que saliera a la luz una denuncia en su contra por estafa, el abogado y dirigente político Jorge Amarfil negó los hechos que le imputan y aseguró que puede demostrar con documentación que no le mintió a nadie. Más de 15 familias de Caucete descendientes de huarpes lo acusan de haber actuado de mala fe, al aprovecharse de su condición de letrado para engañarlas y quitarles los inmuebles que ocupan desde siempre. El profesional aseguró ayer que jamás fue el abogado de esas personas, que les compró el 50 por ciento de las tierras y que la cesión de derecho que se firmó a su favor fue parte de la operación que habían acordado.

Documentación en mano, Amarfil aclaró primero que “nunca fui el abogado de esas familias”. Los hechos que desataron la denuncia sucedieron en 2016 y él mostró su carnet de abogado, que fue otorgado en 2017. “Jamás los podría haber representado, porque en ese entonces no era abogado”, aseguró.

Los denunciantes aseguran lo contrario. Aseguran que Amarfil era el abogado que les iba a hacer el sucesorio de los inmuebles que les dejaron sus padres y abuelos y que en lugar de ese trámite, les hizo firmar una cesión de derecho a su favor para despojarlos y quedarse con las tierras.

Además de abogado, Amarfil es el líder del partido Horizonte Democrático, con el que supo ser candidato a intendente de Caucete. Según le dijo a Diario Huarpe, el vínculo con las familias que viven en Las Chacras (queda en Marayes) comenzó con Juan Andrada, el titular registral de una parcela. Con él, contó, acordó comprarle la mitad del inmueble. ¿Cómo? El hacía todos los trámites de sucesión, pagaba los gastos previos del trámite y se quedaba con el 50% del terreno a través de una cesión de derecho.

El profesional aseguró que otros vecinos se enteraron de la operación con Andrada y le propusieron hacer lo mismo, para regularizar la situación dominial. Es decir, le vendían la mitad y él se encargaba del costo de la sucesión y de realizar el trámite.

Así, descartó que la cesión de derecho a su favor haya sido producto de un engaño. “No llevamos obligado a nadie, la operación es totalmente legal, los sucesorios los hacía yo y ellos pagaban con el 50% de los derechos”, afirmó Amarfil.

Las familias denunciantes expusieron también que junto a la cesión de derechos les hicieron firmar un recibo de 100 mil pesos y que nunca recibieron ese dinero. El abogado explicó que no les entregó la plata, ya que estaba acordado como una forma de dejar acreditado en la operación el equivalente a “una parte de los gastos que yo asumía”.

En la causa que instruye el juez Benedicto Correa también está investigada la escribana Graciela Pontoriero. Es la titular de la escribanía donde los denunciantes dicen que los hicieron firmar engañados.

Amarfil se mostró contrariado con que se diga que las supuestas víctimas son de la comunidad Huarpe. “Yo no tengo ninguna documentación que lo diga así, no tienen personería jurídica que lo acredite”, sentenció.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?