¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

27 C°

Domingo

13 C° / 30 C°

Lunes

14 C° / 34 C°

Policiales > Tragedia

Hijo del jubilado que apareció sin vida en un baldío: “A mi papá lo mataron para robarle”

Luis Arena, de 75 años, era intensamente buscado desde el miércoles.

El dolor del hombre impidió que él accediera a la morgue a reconocer el cuerpo.

POR Facundo Merenda SEGUIR
20 de septiembre de 2020

20 de septiembre de 2020

El peor final. Este domingo la búsqueda para encontrar con vida al abuelo que desapareció el miércoles 16 de septiembre culminó con un escenario trágico. El cuerpo de Luis Arena, de 75 años, fue encontrado en un baldío en el barrio Los Tamarindos, departamento Chimbas, de acuerdo a lo que indicaron fuentes policiales.

Según los datos que aportaron en su momento, Arena fue a cobrar al Banco San Juan de calle Las Heras y 25 de Mayo cerca de las 8.30 de la mañana. Sin embargo, sus familiares y conocidos perdieron el rastro por completo del abuelo santaluceño.  

“El fallecido es mi papá, tenía toda la documentación”, contó a DIARIO HUARPE Federico Arena, hijo de la víctima.

El dolor del hombre impidió que él accediera a la morgue a reconocer el cuerpo. Fue su hermano, el mismo que lo acompañó al banco, el que ingresó a constatar si el cadáver correspondía con el septuagenario.

Según lo que precisó Federico su padre tiene un golpe en la zona de la cabeza. Esto les hace presumir que el atacante lo agredió para quedarse con el dinero que terminaba de extraer del banco.

“A mi papá lo mataron para robarle”, afirmó el hijo.

Federico comentó que este domingo cuando se levantó con el afán de continuar la búsqueda y dar con el paradero de su papá, encontró un mensaje de algunos periodistas que le informaban lo sucedido. Según explicó que le pasaron hasta fotos del lugar y de la Científica haciendo el levantamiento del cuerpo.

Inmediatamente tomaron sus cosas y se dirigieron al baldío. Sin embargo, la comprobación de los datos filiatorios los hicieron recién en la Morgue Judicial. “La Policía no nos llamó en ningún momento ni a mí ni a mi familia”, criticó.  

El hijo agregó que más allá de los golpes en la zona de la cabeza, su papá tiene lesiones en las muñecas, aunque no precisó si se trata de mutilaciones, como trascendió luego del hallazgo de Arena.

El lugar, la duda

Federico contó que su papá no tenía nada en común con el lugar en donde apareció sin vida. Toda la familia vive en el departamento Santa Lucía por lo cual el barrio Los Tamarindos les es ajeno.

La principal hipótesis que sostienen es la del robo seguido de muerte. Además creen que una vez que lograron quedarse con el botín dejaron a su padre en medio de ese descampado.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.