AHORA

26 C°

Lunes

22 C° / 30 C°

Martes

18 C° / 32 C°

Para el titular de la OEA, Evo Morales fue quien dio el golpe de estado en Bolivia

El secretario general, Luis Almagro, dijo que el expresidente tiene "sangre en las manos por el fraude electoral". Jeanine Añez se proclamó presidenta interina.

POR REDACCIÓN

12 de noviembre de 2019

Mientras en La Paz la senadora Jeanine Añez se proclamaba presidenta interina, en Washington el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó que en Bolivia "dieron un golpe de estado quienes se robaron la elección declarando la victoria en primera vuelta". Sus palabras fueron una implícita acusación al expresidente Evo Morales.

"La sangre en la manos es de aquellos que cometieron el fraude electoral, la OEA no dio un golpe de estado; dieron un golpe de estado quienes se robaron la elección declarando la victoria en primera vuelta", dijo Almagro, según la agencia de noticias EFE y el diario boliviano Página Siete.

"Golpe de estado es una forma ilegítima de acceder al poder o de ejercerlo, si viéramos el artículo 2 de la Carta Democrática Interamericana; en ese contexto, sí, un golpe de estado en Bolivia ocurrió el 20 de octubre, cuando se cometió el fraude electoral que tenía como resultado el triunfo del expresidente Evo Morales en primera vuelta", agregó.

Subrayó que eso "era quedarse en el poder arrebatándolo en una de las peores formas, robándose una elección, era robar la soberanía a un pueblo que le había dado más poder a Evo Morales que a nadie en la historia de Bolivia, un pueblo que creía en sus reformas sociales y no merecía ser engañado".

El excanciller uruguayo hizo esas afirmaciones durante la reunión extraordinaria que el Consejo Permanente de la OEA celebró esta tarde en Washington para analizar la situación en Bolivia, en la que se confrontaron diversas posiciones, sin consenso.

Otras posiciones en el Consejo de la OEA

En nombre de 15 de los 34 miembros plenos de la OEA, el embajador de Brasil, Fernando Simas Magalhães, leyó una declaración que llama a que "la definición de la presidencia provisional se efectúe urgentemente y conforme lo estipulan la Constitución y las leyes bolivianas, y se dé inicio al proceso de convocatoria a elecciones lo más pronto posible".

El documento sostiene que las nuevas elecciones deben "contar con nuevas autoridades electorales y con observadores internacionales, para generar credibilidad en el proceso de transición democrática".

El texto, que evitó calificar como golpe de estado la situación que derivó en la salida de Morales, fue firmado por la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, este último representado por delegados del gobierno interino designado por el parlamento.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?