¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

10 C°

Domingo

10 C° / 24 C°

Lunes

11 C° / 27 C°

Acercate, te estamos esperando

Por monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social. 

Mons. Jorge Lozano

POR Mons. Jorge Lozano SEGUIR
13 de septiembre de 2020

13 de septiembre de 2020

Las consecuencias de la crisis sanitaria nos llegan de varias maneras. Por un lado en ámbitos personales, emocionales, afectivos. Conversaba con unos amigos de cómo han crecido en estos meses las consultas por cuestiones de pérdida del sentido de la vida, el malestar interior, las crisis de vínculos familiares y de relación en general.

Un psiquiatra decía en un reportaje radial que en estos tiempos de mayor encierro, se suscitan experiencias de angustia, miedos, y emergen problemáticas que habitualmente tenemos guardadas o reprimidas.

Además de estos impactos anímicos, se están produciendo graves consecuencias socioeconómicas. Mayor desempleo, un crecimiento acelerado de la pobreza. Los pobres cada vez más pobres, y muchos de clase media que ven deterioradas sus condiciones de vida, cayendo también bajo la línea de pobreza.

Volvemos a presenciar movilidad social descendente. Según estudios especializados, el panorama 2021 no es alentador en el país ni en la Región.

En estos tiempos difíciles hace falta crecer en solidaridad. No es dar lo que sobra, sino, como decía Santa Teresa de Calcuta, “dar hasta que duela”.

Todos los años, desde hace cinco décadas, se realiza en Argentina la Colecta “Más por Menos”, para ayudar a las regiones y comunidades más pobres del país. Es una manera bien concreta de acercarnos a los que más sufren el hambre, el desamparo, la soledad. Un camino para suplir la inequidad generando lazos de comunión.

La Comisión Nacional que alienta y motiva esta iniciativa nos interpela: “Su recaudación permitirá no sólo asistir a tantas comunidades afectadas por la Pandemia sino también continuar dando respuesta a una gran variedad de proyectos como comedores infantiles y populares, construcción y reparación de viviendas, emprendimientos laborales, apoyo a hogares para niños y asilos para ancianos, construcción y equipamiento de salones multiuso, apoyo a establecimientos educativos, a centros de salud, a talleres de artes y oficios, para el accionar de la labor pastoral”. No es poco lo que le logra si tu aporte es generoso.

Tenemos diversos caminos para hacer llegar nuestra donación. Para eso te invito a entrar en la página www.colectamaspormenos.com.ar y donar de manera digital. Pero te sugiero también otra forma.

Durante años una importante cantidad de fieles hacía su donación en las colectas de las Misas del fin de semana. Este año no será posible. Sin embargo, podés usar la creatividad. Tomá la hoja de un cuaderno y plegala en 3 partes. Dibujale con una fibra o birome bien legible: “COLECTA + x –”. Colocá en el interior el dinero, cerrala con cinta o abrochadora, y acercalo a la Parroquia más cercana a tu casa durante el domingo, o llevalo en la semana a la Secretaría Parroquial.

Acercate, te estamos necesitando.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.