Publicidad

El Cronista > Recaudación

¿Aumenta otra vez la nafta? la suba de dos impuestos clave haría más caro llenar el tanque

El Gobierno tiene una vía rápida para compensar el paquete fiscal: impuestos a los combustibles, que provocarían un aumento de entre 8% y 12% en la nafta y el gasoil.

POR EL CRONISTA PARA DIARIO HUARPE

El aumento de los impuestos a los combustibles es una vía rápida que tiene el Gobierno para compensar parte de la recaudación que dejaría de obtener por la baja del paquete fiscal del proyecto de "ley ómnibus", y podría aplicarlo a partir de este jueves.

Eso implicaría aumentos que llegarían hasta casi 12% en los precios de la nafta y el gasoil solo por este componente, sin contar la recomposición que quieren las petroleras para cerrar la brecha con el dólar.

Publicidad
Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

La normativa vigente desde 2018 establece que el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC o al CO2) se debe actualizar cada tres meses en función de la inflación del trimestre calendario previo, pero la última vez que se cumplió en forma parcial fue en octubre de 2022.

Las sucesivas postergaciones se justificaron en evitar un incremento mayor de los precios de la nafta y el gasoil para los consumidores, lo que privó al Estado de recaudar solamente el año pasado el equivalente en pesos a unos 2800 millones de dólares, o cerca del 0,4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Impuestos a los combustibles: recaudación y aumentos

En medio de la reciente campaña electoral, el Gobierno anterior difirió mediante el Decreto 567/2023 hasta febrero de 2024 esa actualización. De cumplir con la normativa, en noviembre pasado los impuestos debieron haber subido un 254% y en diciembre el 34,7% pendiente del tercer trimestre del año pasado, según los números de la consultora Economía & Energía.

En total, la actualización pendiente para el mes que viene es de 377%, y en marzo debería trasladarse otro 53,2% extra por la inflación de octubre a diciembre 2023.

Publicidad

Medido en pesos, se trata de un alza de $ 82 por litro de nafta y de $ 60 por litro de gasoil, de acuerdo a los cálculos de la economista Patricia Charvay, de E&E. Para el caso de la nafta súper que vende YPF en la Ciudad de Buenos Aires (el lugar más barato, con excepción de la Patagonia, en donde están exentos de esos impuestos), el incremento de los tributos significaría un 12% del precio ($ 699) si se aplicara todo junto, mientras que para el gasoil grado 2, un aumento del 8%. Proporcionalmente, en el resto del país el impacto será inferior.

El ex ministro de Economía Nicolás Dujovne apuntó que hoy el Estado recauda 0,4% del PIB por año con los impuestos a los combustibles, mientras que en el pico el aporte fue de 1 punto. Actualmente, la incidencia es de apenas el 3% sobre el precio en el surtidor.

Pese a las recientes subas de la nafta y el gasoil, que acumularon 181% desde las elecciones presidenciales de octubre, las empresas señalan que todavía existe un atraso cercano al 15-20% en los productos grado 2 (súper, no premium), que consideran que debería estar en torno a 1 dólar oficial.

En diciembre empezó a caer el consumo en las estaciones de servicio. Según los estacioneros fue un 10%, pero los datos de la Secretaría de Energía muestran un descenso de 1%; YPF le comió mercado al resto por los precios de lista más económicos.

Publicidad
Publicidad