Publicidad

Policiales > Informe

Estafa con casas en San Juan: el empresario y la inmobiliaria, en la mira de la Justicia

El hombre de apellido Romero terminó preso tras la denuncia de varios sanjuaninos.   

25 de septiembre de 2022

Por primera vez se conocen el rostro y el lugar detrás de una megaestafa sucedida en San Juan. Un empresario que fue por todo y engañó con el sueño de la casa propia a un puñado de sanjuaninos. Dónde operaba y cuáles eran las casas ofrecidas en su mentira.

Martín Romero cayó detenido hace unos días después de que varios sanjuaninos lo denunciaran por prometer casas a cambio de autos entregados como pago y dinero en efectivo. La compra-venta de esas casas no llegó a buen puerto porque las viviendas no eran del empresario y todo resultó ser una estafa.

Publicidad

Foto DIARIO HUARPE.

A todo esto, no solo recibió la denuncia de los interesados en tener su casa propia, sino que también fue denunciado por las personas a las que les vendió los autos entregados como pagos por sus primeros clientes. El empresario fue más allá y cayó arrestado porque ya la mentira no se podía sostener.

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

Efectivos de la División Defraudaciones y Estafas realizaron seis allanamientos en simultáneo: uno en su inmobiliaria, otros en concesionarias de autos y en su casa, con el fin de obtener elementos de pruebas para que el Tercer Juzgado de Instrucción tramite el legajo contra Romero.

En ese contexto, los policías detuvieron a Romero y secuestraron cuatro vehículos: dos camionetas, una Mitsubishi y otra Toyota; un auto Volkswagen y un Peugeot. Además, dinero en efectivo.

Publicidad

Romero puso Liderar Constructora Inmobiliaria después de trabajar un tiempo en varias inmobiliarias y adquirir experiencias. Y desde allí, la empresa situada en Libertador 5099 oeste, en Rivadavia, ofrecía seis casas sin terminar de los complejos La Laja 1 y La Laja 2, en Chimbas. El hombre había pactado con dos hermanos comprarles esas casas el año pasado, pagando 45.000 dólares por cada una. Pero el contrato se cayó a los meses porque Romero solo llegó a pagar una, que quedó a nombre de su esposa. 

Sin embargo, continuó ofreciendo las casas, a pesar de que no era el dueño de las mismas. Los complejos de casas se encuentran en calles Nazario Benavídez y Bonduel. Algunas viviendas estaban sin terminar, por ejemplo, les faltaba el cerámico, pero Romero se había comprometido a terminarlas, otra cosa que no cumplió con los hermanos, propietarios originales de las construcciones. 

Cosas de familia

Nicolás Alé, de 33 años, cuñado del empresario Romero, cayó detenido días después, también por realizar varias estafas con casas a personas. El hombre vendió una casa de Rawson y una del barrio Mudap sin ser el dueño original. También pidió la entrega de autos como forma de pago. Defraudaciones y Estafas secuestró un Volkswagen Vento, que fue usado en una de las transacciones. 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad