AHORA

14 C°

Sábado

6 C° / 21 C°

Domingo

5 C° / 25 C°

Judiciales > Reparación simbólica

Flagrancia destinó más de $1.330.000 de quienes violaron la cuarentena a merenderos sanjuaninos

Tras la aplicación del juicio a pruebas, ese monto fue destinado a la compra de alimentos para los merenderos sanjuaninos.

Los merenderos recibieron alimentos para continuar con su tarea diaria. Foto: gentileza Flagrancia.

POR Gustavo Bruni SEGUIR
30 de julio de 2020

30 de julio de 2020

En una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados, el pasado 19 de marzo los legisladores aprobaron la ley que faculta a los jueces y fiscales de Flagrancia a intervenir en los casos de quienes quebrantaron la cuarentena que rige para prevenir los contagios de coronavirus.

A partir de ese día y hasta este miércoles, 434 personas fueron imputadas por la Justicia tras haber violado las disposiciones de la cuarentena por la pandemia y en ese marco se recaudó $1.336.230 en concepto de reparación simbólica, además de 209 pares de zapatillas, 192 pares de medias y 16 frazadas. Todo destinado a distintos merenderos sanjuaninos, mientras que el dinero fue utilizado en la compra de mercaderías para que en esos sitios se elabore alimentos.

El fiscal Daniel Guillén en comunicación con DIARIO HUARPE indicó al respecto: “Este monto simbólico fue al principio a Desarrollo Humano, pero en el último tiempo directamente lo destinamos a los merenderos porque hay mucha necesidad de los niños de alimentos y vestimenta”.

Es preciso marcar que la normativa aprobada en Diputados incorporó dos artículos del Código Penal a la competencia de Flagrancia. Uno es el 203 y el otro el 205, que establecen penas de prisión para los rebeldes que no cumplan la cuarentena.

A partir de ese momento, numerosos fueron los procedimientos que resolvió la Justicia en forma ágil, no superando los 2 o 3 días para su tratamiento y condena, contra sanjuaninos que incumplieron las disposiciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio que comenzó a regir en todo el país por disposición del presidente Alberto Fernández.

“El trabajo se incrementó por lo menos 3 veces. El Ministerio Público Fiscal en su totalidad ha estado trabajando mucho. Además, las políticas de control fueron más estrictas cuando buscábamos una pena. Pero después hemos flexibilizado esto otorgando la suspensión de juicio a prueba”, detalló Guillén.

Si bien al principio no se permitía la suspensión del juicio a prueba, es decir la extinción de la acción penal condicionada a la reparación de los daños de un delito, los jueces de Flagrancia empezaron a aplicar la probation el 27 de abril. El primer caso se trató de un hombre que fue condenado a realizar tareas comunitarias en la Municipalidad de Capital y el pago de una reparación de $50.000 destinada a merenderos.

El fiscal se lamentó que a pesar de la cantidad de condenados por el incumplimiento de la cuarentena y de la publicación diaria de estos hechos en los medios de comunicación, todavía haya gente que realiza reuniones sin respetar el límite de 12 personas y los horarios establecidos por el Gobierno, entre otras faltas.

“Yo creo que esta reparación de alguna manera intenta devolverle a la sociedad a través de recursos destinados a gente carenciada. Se vio esa necesidad y por eso el Ministerio Público Fiscal lo solicitó, así que creemos que es una forma de dar una mano a quienes más lo necesitan”, cerró Guillén.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?