AHORA

26 C°

Viernes

13 C° / 27 C°

Sábado

14 C° / 26 C°

Nación prometió reactivar obras y pagar la deuda, pero no se conocen plazos

Uñac se reunió con el titular de Vialidad Nacional. Hablaron de las rutas 40 Norte y Sur, dos byppas y la 150.

POR Leonardo Domínguez SEGUIR
21 de febrero de 2020

21 de febrero de 2020

Fue el primer encuentro que mantienen con el nuevo número uno de Vialidad Nacional y los funcionarios locales se vinieron conformes. Gustavo Arrieta recibió este jueves en su despacho al gobernador Sergio Uñac y el ministro Julio Ortiz Andino y les prometió que el organismo aumentará el ritmo de algunas obras viales que se están ejecutando en la provincia y que reactivará otras paralizadas,  además de saldar la deuda de que dejó la gestión anterior. Lo que no trascendió fueron plazos.

Para Uñac era una reunión vital, ya que el tema en juego forma parte de uno de los ejes estratégicos de su Gobierno: la ejecución de obra pública y la generación de empleo. En su primer mandato, el plan de infraestructura fue uno de los puntales para que el mercado laboral no decaiga tanto como en la Nación y que San Juan sea el segundo distrito con menor desocupación del país (3% según el último dato medido por el INDEC).

El sanjuanino llevó dos preocupaciones que tiene su administración. Una es la paralización y la baja de ritmo de obras viales nacionales que se están ejecutando aquí y la otra, la deuda de $4.000 millones que el organismo nacional mantiene con la provincia.

Sin dar a conocer plazos, Ortiz Andino informó a través del sitio web del Gobierno que Arrieta asumió el compromiso de aumentar el ritmo de la obra de la ruta 40 Norte, construir el segundo puente sobre el río San Juan camino a Albardón, terminar los bypass de Iglesia y Las Flores y la 150 entre Las Flores y Peñasquito. Y sobre la ruta 40 Sur (camino a Mendoza), que más allá de la calle 8 se encuentra frenada, sostuvo que en el organismo nacional “están prontos a tomar decisiones que cambiarán la situación”.

La deuda con San Juan también estuvo sobre la mesa. Los $4.000 millones corresponden a obras que debe pagar la Nación y que la gestión macrista dejó de fondear. Para evitar que quedaran paralizadas y hubiera despidos, la administración de Uñac puso el dinero para el financiamiento a cambio de que se lo restituyeran, pero eso nunca pasó.

Ortiz Andino ya había recibido la promesa de las autoridades nacionales de Obras Públicas de reconocer fondos y Arrieta renovó esa voluntad. No obstante, en medio de las negoiaciones con el FMI y los problemas financieros del Estado, y todo quedó sujeto a que se apruebe el presupuesto nacional 2020.

San Juan necesita imperiosamente recuperar el dinero, con el objetivo de aplicarlo a obras propias que están pendientes.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?