Publicidad

Política > Tras los choques

Para evitar siniestros, hacen controles con radares de velocidad en Ruta 40 y Calle 11

La medida se toma después de un nuevo choque que terminó con una mujer que lucha por su vida. 

POR REDACCIÓN

07 de octubre de 2022
Colocaron radares móviles para determinar a qué velocidad circulan los vehículos en la ruta. Foto: Gentileza.

El cruce de Ruta 40 y Calle 11, en la zona de ingreso a Pocito, se ha convertido en uno de los más peligrosos de la provincia. Es que en esta zona ya han ocurrido una gran cantidad de choque que se llevaron la vida de cuatro personas en lo que va del año. Este viernes, algunas horas después de un nuevo siniestro vial en este cruce, colocaron radares de velocidad en esta zona. Aunque, los mismos estarán de forma temporal.

Este panorama se dio debido a que se activó un importante operativo de Seguridad Vial, Policía de San Juan, Gendarmería Nacional, Agencia Nacional de Seguridad Vial, Vialidad Nacional y Secretaria de Seguridad. Estos organismos comenzaron a hacer controles de velocidad asistidos por radares.
En la mencionada intersección estarán en forma permanente durante las 24 horas.

Publicidad

Estos aparatos se colocaron a la vera de la ruta, poco antes de llegar al cruce con Calle 11. Los mencionados instrumentos, que sirven para medir la velocidad a la que circulan los vehículos, comenzaron a funcionar justo en un día clave por la gran cantidad de tránsito que circula en las calles en el inicio del fin de semana extralargo. 

Registrate al Newsletter Recibí las noticias recomendadas en tu bandeja de entrada

El último choque con consecuencias trágicas ocurrió el 8 de septiembre, cuando un siniestro vial terminó con la vida de tres hombres. Después de esta tragedia, los mismos vecinos de la zona salieron a pedir que se hiciera algo para tratar de frenar la gran cantidad de siniestros viales que ocurren con regularidad en la zona. 

En ese momento las autoridades reforzaron la presencia policial en la zona. Este jueves en la tarde, aun con los policías apostados en el lugar, hubo un nuevo choque entre un auto en el que iban dos mujeres y una camioneta. 

El impacto fue brutal. Los bomberos tuvieron que rescatar al hombre que iba al mando de la camioneta y quedó atrapado entre los hierros retorcidos de su vehículo. En el auto iban dos mujeres, una de ellas salió despedida del rodado y

Publicidad

Algunas horas después de este siniestro, las autoridades resolvieron reforzar los controles. Designaron más personal de Gendarmería en el sitio, además colocaron los mencionados radares y señalizaron la zona para indicar la presencia de estos aparatos. 

Con estos aparatos se espera poder detectar la presencia de vehículos que circulen a una velocidad excesiva. Una vez que este sensor determine la velocidad con la que circulan los vehículos, los gendarmes apostados allí advertirán a las personas que están circulando a una velocidad excesiva. 

Con esta medida se busca aminorar la tasa de siniestros viales que se registran en este cruce. De manera paralela, las autoridades están preparando la colocación de semáforos en el cruce de las tragedias y no se descarta que también pongan semáforos en otras calles anteriores al lugar en el que ya ocurrieron diferentes tragedias. 

Las muertes

En lo que va del 2022 ya hubo cuatro muertes a causa de siniestros viales que se registraron en el cruce pocitano de Ruta 40 y Calle 11. El 8 de septiembre murieron tres personas en un triple siniestro vial. 

Los fallecidos fueron identificados como Juan de Dios Díaz, de 82 años, y Nora Teresa Monjes, de 70, quienes iban en un Volkswagen UP. y venían a San Juan desde la provincia de La Pampa, para visitar a unos familiares. El otro muerto fue un hombre que viajaba como acompañante de la Toyota Hilux y se llamaba Héctor Emanuel Pérez y tenía 40 años.

Antes de esta triple tragedia, el 19 de mayo hubo otro deceso en esta esquina. Ese jueves murió Roberto Ariel Peralta, de 40 años. Este hombre viajaba junto a su esposa Vanesa Ana Oviedo Balmaceda, de 39 años, fue trasladada a terapia intensiva en donde estuvo internada por varios días.  

Según testimonios de familiares, el matrimonio regresaba del acto de Alberto Fernández con la intención de dejarle una carta para pedir una casa. Las mismas fuentes comentaron que alquilaban y que desde hace años estaban inscriptos en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

 

 

Publicidad
Más Leídas
Publicidad