Publicidad

Departamentales > En Capital

A un año de las quejas vecinales, los lotes baldíos siguen sin cerrarse y la basura, contaminando

En varias oportunidades el municipio limpió la zona, pero a los días los arrojadores de basura volvieron con la práctica ilegal.

17 de enero de 2022

Tal como sucedió hace un año (ver Mirá También), los vecinos de la zona norte de Capital volvieron a contactarse con DIARIO HUARPE para hacer público su malestar ante el panorama contaminante que no cambia.

“Seguimos en la misma”, dijo Mirta Tello, vecina de calle Proyectada. “Si bien la gente del municipio ha venido a limpiar en dos o tres oportunidades, los basurales se siguen formando porque no se ataca el problema de fondo”, agregó.

Publicidad

Los vecinos recordaron que tras las quejas del año pasado, funcionarios de la municipalidad de Capital salieron a decir que iban a intimar a los propietarios de los terrenos baldíos para que los cerraran (ver Mirá También), pero nada de eso pasó.

“No sé cuáles será los motivos, pero así es imposible vivir en un ambiente sano, tal como lo plantea el artículo 41 de la Constitución Nacional”, dijo Mario, otro vecino de la zona.

Artículo 41 de la constitución Nacional: “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales…”

Es decir, un ambiente sano implica que se encuentre ecológicamente equilibrado, debiendo garantizar la sostenibilidad y el buen vivir. Implica un entorno seguro para la familia, que brinde seguridad para el crecimiento de esta, que permita un desarrollo a plenitud. Derechos que en esta zona de Capital no se estarían cumpliendo.

Ya no hay más tiempo para la espera

Cuentan los vecinos que a finales del año pasado preguntaron en la municipalidad por qué razón no intimaban a los propietarios de los lotes baldíos a que los cerraran y como respuesta obtuvieron que el trámite de intimación ya lo hicieron, pero lleva un tiempo.

Publicidad

“Todo bien…puede ser cierto. Pero yo invito a los Concejales y a todos los funcionarios de la Capital a que vengan un día a convivir con la basura como lo hacemos a diario nosotros y se van a dar cuenta que nadie tiene por qué pagar por las irresponsabilidades de los otros”, expresó enojado un vecino.

Las calles por donde están los basurales a cielo abierto son Los Nogales (que después se transforma en Corrientes oeste), desde el callejón Las Flores hasta Segundo Aguiar norte; y por Correa y/o Proyectada desde Catamarca a Mendoza.

Con el calor, los malos olores se multiplicaron ya que en los basurales tiran de todo al igual que las alimañanas que se multiplican: ratas, ratones, pericotes, arañas y cucarachas. “Hemos visto comercios de la zona tirar alimentos en mal estado, carnes y pescados podridos. Verdaderamente, esto es una locura”, terminó diciendo Mirta.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad