AHORA

9 C°

Miercoles

12 C° / 27 C°

Jueves

11 C° / 18 C°

Opinión > Hablemos en serio

El Señor Luz debe renunciar

En la sesión pasada de la Legislatura provincial se sancionó la ley por la que se autoriza a la Provincia endeudarse para pagar una deuda que mantiene Energía San Juan con CAMMESA que estaba a punto de bajarnos la llave del suministro.

Nestor "Roly" Olivera

POR Nestor "Roly" Olivera SEGUIR
10 de septiembre de 2019

10 de septiembre de 2019

Fue un balde de agua fría, el tratamiento era sobre tablas, no podía esperarse ni un día más, la situación era crítica y la sanción de la ley era la garantía de pago que podía exhibir Energía San Juan, para que no nos cortaran el suministro de electricidad.

La deuda que mantiene la empresa para con CAMMESA y con SADI (Sistema Argentino de Interconexión) es de $1.826.738.468, 56, o sea casi Mil Novecientos Millones de Pesos, acumulados por la falta de pago desde el mes de octubre del año pasado.

El artilugio y las actitudes de los actores fueron positivas, había que salvar el suministro eléctrico a la provincia; pero, no obstante, caben algunas reflexiones necesarias.

El incremento del valor de la Electricidad tiene que ver con el obligado sinceramiento de costos que encaró este gobierno nacional poniendo de resalto la acumulada deuda interna que provocaron los gobiernos anteriores y que es parte de déficit que hoy tenemos que afrontar.

De todas maneras, en las formas que lo implementó estoy muy en desacuerdo porque se olvidó de aquellos que “no pueden pagarla”, es decir, a la planilla Excel de Aranguren le faltó un poco mucho de análisis social. Tecnócrata facilista y nada más.

También hay una verdad que no puede soslayarse, y es que el sistema de redeterminación tarifario requiere una urgente revisión que permitan a la Distribuidora abonar sus costos para garantizar el servicio.

Que la empresa haya acumulado seis meses sin poder pagar su materia prima, enciende la luz amarilla de precaución ya que esta cuestión financiera puede convertirse en un problema económico que termine haciendo trizas su estado de resultados, y obligue a adoptar medidas urgentes que, al no ser meditadas, son coyunturales y perjudiciales para la sociedad.

Esto, impone un trabajo inmediato, con sinceramientos que vayan más allá del cuadro de subsidios a la demanda social que fuera aprobado un mes atrás.

Tras este gran problema que no debe pasar inadvertido, el Gobierno Provincial tomó la actitud que debía, salir de inmediato a afrontar el problema para garantizar el suministro eléctrico para la Provincia.

Los diputados provinciales estuvieron a la altura de la circunstancia, era claro, no había alternativa.

De todas maneras, hay que aclarar que esto no implica un subsidio para la empresa, sino un préstamo, que devolverá con los propios servicios que le proporciona al gobierno.

No obstante, hay que sentarse a analizar la sustentabilidad económica de la empresa, eso se impone ya.

Todos los actores proporcionaron su mejor relato, salvo uno, que debiera haber tenido una actitud de responsabilidad.

Hablo del titular del EPRE, Rivera Prudencio, que demostró no estar a la altura de las circunstancias y puso en jaque el suministro de electricidad a toda la Provincia de San Juan, por no realizar los debidos controles y por el fracaso en “la búsqueda de soluciones… que le permita a la empresa cancelar la deuda con CAMMESA” (dixit).

Nadie lo dijo, pues yo se lo pido: RENUNCIE, ha demostrado no estar profesionalmente a la altura de las necesidades.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?