¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

26 C°

Sábado

11 C° / 30 C°

Domingo

13 C° / 30 C°

Departamentales > Historias sanjuaninas

Manuel y Claudio donaron 100 bolsones de mercadería al paraje de la Difunta Correa

Las familias de Vallecito están en crisis por la falta de turistas.

POR Alejandro Pellegrinuzzi SEGUIR
07 de abril de 2020

07 de abril de 2020

Al leer en DIARIO HUARPE que los pobladores del paraje de la Difunta Correa (Vallecito) no la estaban pasando bien con el parate turístico y comercial por la cuarentena total, los albardoneros Manuel Salinas y Claudio Muñoz decidieron juntar mercadería para entregarles a las más de 100 familias del lugar.

“Ayudar a los que necesitan, y más en estas circunstancias, te llena el alma”, le dijo a DIARIO HUARPE Manuel, que es devoto de la Difunta Correa.

En el camino  

En 2 camionetas partieron desde Albardón a las 13:20 porque a las 14 los esperaban en un supermercado de Angaco con los 100 bolsones de mercadería ya armados.

Junto con Walter Fuentes, un sargento de la policía de San Juan que les ayudó a gestionar los permisos para circular, Manuel y Claudio rumbearon por la Ruta 20 camino a la Difunta.

“La gente de Mi Súper y el sargento Fuentes fueron los puntales fundamentales para que todo esto se hiciera realidad. Sin ellos se hubiera hecho difícil”, comentó Manuel.

Fotos: gentileza Manuel y Claudio.

Cuando llegaron a destino, a las 15:30, los esperaban en la sede de la Unión Vecinal "Difunta Correa": la presidenta de la institución, Dominga Saavedra, y Alejandro Vega, el vecino del pueblo que se contactó con DIARIO HUARPE para evidenciar la dura realidad que atraviesa Vallecito. 

“Estamos eternamente agradecidos con Manuel, Claudio y toda la gente que colaboró con esto. Son momentos difíciles los que estamos pasando y que nos hayan tenido en cuenta demuestra lo buenas personas que son. Y por eso les dijimos que a partir de ahora todos son amigos del pueblo de la Difunta Correa”, dijo Alejandro.

Los 100 bolsones de mercadería quedaron guardados en la sede de la Unión Vecinal para distribuirlos entre las familias más necesitadas. Cada uno contiene arroz, lentejas, aceite, azúcar, fideos, cajas de té y yerba, entre otros artículos.

"Claudio y yo somos muy devotos de la Difunta de toda la vida. Es más, mi negocio se llama 'Carnes y Chacinados Difunta Correa' y viajamos todos los meses para allá. Incluso hasta 2 o 3 veces al mes, por pura devoción. Y al leer en DIARIO HUARPE que todo el pueblo la está pasando mal porque con la cuarentena no pueden generar el ingreso extra, nos propusimos hacer algo", relató Manuel.

"Ayudar moviliza"

Manuel y Claudio junto a un grupo solidario han llevado ayudas a Mogna, a Casa Viejas y Ampacama. Y ahora se suma a esa lista el pueblo de la Difunta.

“Ayudar te moviliza cosas adentro. Te saca de la rutina diaria y te mete dentro de las realidades del otro que no la está pasando bien. Ahora cuando se levante la cuarentena tengo que cumplir la promesa de irme caminando desde mi negocio hasta el paraje Difunta por hacer realidad el sueño de la fábrica de chacinados, por mi familia y por permitirme ayudar a los que lo necesitan”, cerró Manuel.

Para reportar errores debe estar registrado.

Para Agregar información debe estar registrado.