¿Querés recibir notificaciones de alertas?

AHORA

2 C°

Viernes

8 C° / 20 C°

Sábado

8 C° / 20 C°

Provinciales > Motocross de luto

Una última carrera: la kilométrica y masiva caravana que acompañó al “Wey” Zapata Bacur

El joven corredor de motocross de 23 años recibió el último cariño de todos los sanjuaninos.

El antiguo coche fúnebre Lincoln, donde fueron trasladados los restos de importantes autoridades sanjuaninas. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE

POR David Silva
06 de abril de 2021

06 de abril de 2021

Cuando el féretro cruzó la puerta de la Cochería San José, en calle Salta entre Santa Fe y Córdoba, todos quienes querían al "Wey" Zapata ya estaban listos para acompañarlo en su último viaje. Uno de sus familiares, al sentir el rugir de los motores y las voces de aquellos que tanto lo admiraron no pudo evitar levantar el casco del "Wey" en aire y con lágrimas, rindiéndole homenaje. El joven corredor de motocross sanjuanino recibió la calurosa despedida de toda una provincia.

Cientos de personas a pie se agolparon en los laterales del conector sur y sobre el puetne de la circunvalación. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE

El féretro fue cargado en el coche fúnebre Lincoln, un vehículo que es reservado para aquellos sanjuaninos que destacaron en la provincia. Los aplausos se adueñaron de la calle mientras el #124, su número de competición, se encaminaba hacia el cementerio. Al cargarlo, los padres de Zapata y sus familiares más cercanos no pudieron evitar romper en llanto y el dolor se hizo perceptible. Hubo abrazos de consuelo y una amarga resignación por el destino del joven deportista.  

Amigos y compañeros de motos arrancaron otra vez sus motores y los sonidos provenientes de los escapes se pusieron el tono a la tarde de este martes. “Vuela alto Wey”, fue uno de los gritos que se repitieron durante el acompañamiento. Además, los banderines con los colores del club de fútbol Boca Juniors, equipo del que el Wey era fanático, acompañaban la despedida.

El cortejo fúnebre fue acompañado por cientos de motos de todas las cilindradas. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE

Así comenzó el viaje hasta el Cementerio de Rawson, un viaje como pocas veces se ha visto debido a la cantidad de motocicletas que acompañaban la marcha del coche fúnebre. Entre arrancones, aplausos y despedidas a viva voz, las personas de a pie también se agolparon en las orillas del Conector Sur y sobre el puente de Avenida de Circunvalación para ver el cortejo y decirle adiós al joven icono de la resiliencia que se ganó el corazón de toda una provincia al superarse constantemente tras haber perdido su brazo izquierdo en un siniestro de tránsito.

En el cementerio de Rawson también los aguardaban seguidores y amigos. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE

En un trayecto que duró alrededor de una hora, casi 200 motocicletas (según estimaciones policiales) ocuparon los carriles del Conector Sur mientras el resto de vehículos que no pudo entrar en el cortejo lo siguió por los laterales y calles aledañas en dirección al cementerio. Casi todos con celular en mano, transeúntes y motociclistas, tomaron fotos entre sollozos y grabaron vídeos de un momento poco antes visto. Las lágrimas, cánticos de despedida y saludos al campeón quedaron registrados en cada corazón y cada foto.

Entre banderines de Boca Juniors y despedidas, el "Wey" ingreso al cementerio de Rawson. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE 

En ese momento no importaron las cilindradas ni las marcas. Toda una comunidad de deportistas y seguidores de los "fierros" coparon las calles. La caravana fue encabezada por una moto en la que iba por un familiar y su ahijado, quien llevaban el casco de competición. "Acá está el Wey", "Adiós campeón" y "Vuela alto Wey" fueron las frases que más ocuparon los gritos y homenajes de la gente, su gente, en sus últimos minutos.

Con un operativo policial que se vio casi desbordado por la cantidad de gente que acompañó, los restos del "Wey" llegaron alrededor de las 18.20 horas al Cementerio de Rawson, donde allí también una multitud de sanjuaninos y motos lo aguardaban. Entre cánticos, cascos en el aire, fuertes arrancones de escapes, el coche fúnebre ingreso al camposanto lentamente mientras los testigos intentaban tocar el ataúd en un último intento de despedirse y saludaban con golpes de puño y a veces tomando las manos de los padres que entraban al predio. 

Los familiares dieron su adiós, en una ceremonia íntima y con algunas palabras. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HUARPE

Las puertas del cementerio se cerraron y la familia ofició un pequeño funeral privado. Allí, Sofía Moreno, la médica que le salvó la vida en noviembre de 2020, su profesor de catequesis y su ahijado le dedicaron unas últimas palabras. "Si Jesús se llevó un Domingo de Pascua es porque quiere tener al mejor ángel a su lado", dijo Moreno ante los restos de su protegido, a quien le asignó el papel de ángel de la guarda. Afuera, la multitud de motociclistas seguía haciendo sonar sus motores como un último para quien fuera su amigo y compañero de motos. 

Con una bandera de la Secretaria de Deportes, los restos del "Wey" Zapata llegaron a su último descanso. Foto: Gonzalo Medina / DIARIO HAURPE

Su reposo final fue, tal vez, como  le hubiera gustado despedirse: rodeado de su familia, sus amigos y envuelto en el sonido de los motores que tanto amo desde los 3 años. Así, San Juan, tierra de pilotos y deportistas, despidió a su hijo más querido, no solo por su calidad de persona y su calidad como deportista, sino también por su aguante y ejemplo. Vuela alto Wey

Video

Para reportar errores debe estar registrado.

Iniciar sesión

Para Agregar información debe estar registrado.

Iniciar sesión