Publicidad

País > Ciencia

Un derivado de la leche reduce el estrés y mejora el sueño

Un grupo de investigadores desarrolló un subproducto de la leche bovina que promete mejorar la calidad de vida. El suplemento está en fase de pruebas y pronto buscará llegar al mercado.

POR REDACCIÓN

03 de julio de 2024

"Y nos da la leche, el dulce de leche, y la manteca que siempre le pongo al pan", dice la canción infantil "Señora Vaca" que cantan millones de chicos. Además de eso, ahora, un grupo de científicos oriundos de la provincia de Santa Fe descubrió que también puede mejorar la calidad de vida, reduciendo el estrés y mejorando el sueño.

Los investigadores Carla Borni Etichetti, Silvana Spinelli y Uriel Chorosteki crearon hace tres años la startup Kresko RNATech, empresa de suplementos que "impulsa una biblioteca incomparable de ingredientes bioactivos que aún no se han revelado en todo el mundo".

Publicidad

A partir de allí, los científicos investigaron la presencia de moléculas en vegetales y alimentos frescos que ofrecen significativos beneficios para los seres humanos. Estas moléculas pertenecen a una nueva clase de nutrientes conocidos como ARN Dietarios, que están siendo extraídos y estabilizados para desarrollar un nuevo producto que actualmente se encuentra en fase de laboratorio y pronto buscará llegar al mercado.

Carla Borini Etichetti, científica de 35 años oriunda de Cañada de Gómez, detalló que las moléculas fueron categorizadas como una nueva clase de nutrientes y nombradas como ARN Dietarios. Explicó el proceso de manera simplificada: "Extraemos las moléculas de la leche bovina y las estabilizamos. Hacemos un polvo de eso y con ello generamos nuestro primer producto a escala de laboratorio. Obviamente, todavía no está en comercialización y ahora estamos empezando ensayos con voluntarios".

Consultada por los efectos positivos en personas que sufren trastornos del sueño, Borini indicó que "al tener distintas funciones, las moléculas tienen la capacidad de reprogramar el funcionamiento de nuestras células, reducir los niveles de cortisol y aumentar los niveles de serotonina. El primero es la hormona del estrés y la otra de la felicidad. Entonces, regulándolas, se podría intervenir en los ciclos del sueño".

Respecto a la comercialización, aclaró que todavía restan realizar pruebas en voluntarios y luego buscar socios estratégicos en el mercado de suplementos para que ayuden con las cuestiones regulatorias. "La idea es primero salir al mercado en baja escala, y después, si funciona, meternos en el mercado nacional e internacional", comentó entusiasmada.

Publicidad

Por último, Borini Etichetti indicó que no encontraron contraindicaciones al provenir de alimentos que consumimos como la leche, lo que también lo convierte en un suplemento nutracéutico.

Publicidad
Más Leídas
Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS